Crítica de 'Monos' (2020)

Crítica Monos


Un retrato del conflicto armado interno de Colombia desde la perspectiva rebelde más joven que lo da todo por ser visualmente hipnotizante.


En la cima de una imponente montaña, donde lo que a primera vista parece un campamento de verano, ocho niños guerrilleros apodados 'Los Monos' conviven bajo la atenta mirada de un sargento paramilitar. Su única misión es clara: cuidar a la doctora Sara Watson (Julianne Nicholson), una mujer americana a la que han tomado como rehén. Cuando esta labor empieza a peligrar, la confianza entre ellos empezará a ponerse en duda.

Éxodos, desapariciones, secuestros, ejecuciones, masacres y el reclutamiento forzado de menores de edad son algunas de las terribles consecuencias del conflicto armado interno de Colombia, una guerra que se extiende desde 1960 hasta nuestros días. En su segundo largometraje de ficción, el cineasta nacido en Brasil pero de nacionalidad colombiana y ecuatoriana, Alejandro Landes (Porfirio), ha decidido retratar esta serie de barbaries desde el mismo corazón de la disputa. Landes y el director de fotografía Jasper Wolf realizan un ejercicio visual de autor, en ocasiones brillante, en otras excesivo y que deja todo al servicio de espectaculares postales y planos elaborados.

Crítica Monos

Para poder concebir una mirada del conflicto de la manera más realista posible, y debido a la ausencia de una gran industria de actores infantiles en Colombia, el director tuvo que realizar castings en teatros, colegios e incluso mientras buscaban localizaciones, donde se fijaban en los rostros de la gente en busca del candidato perfecto. Por esto, y siendo Julianne Nicholson (Yo, Tonya, Togo) y Moises Arias (Dando la nota 3, A dos metros de ti) los únicos intérpretes profesionales, el resto del reparto lo completan una serie de debutantes, en los que podemos destacar a Karen Quintero, Laura Castrillón, Deiby Rueda y Wilson Salazar como el exigente sargento paramilitar.

'Monos' es considerada en la actualidad como la 'Apocalypse Now' (Francis Ford Coppola, 1979) de esta generación -comparación que me parece harto ambiciosa-, y que, sin embargo, bebe mucho más de 'El señor de las moscas', famosa novela de William Golding. La cinta es un retrato crudo de un conflicto real y duradero. Landes renuncia a desarrollar individualmente a los personajes para centrarse en su cruel aventura común. Es un viaje de transformación en el que se exploran los límites de la naturaleza humana mientras asistimos a las experiencias comunes de la adolescencia en un entorno completamente inusual. La convivencia a base de violencia y las duras exigencias de la selva reflejan con brutalidad la locura de la guerra y nos demuestra que donde todo se tiende a polarizar hacia el bien y el mal o el blanco y el negro, siempre habrán destellos grises de raciocinio y esperanza.

Puntuación: 7,5/10


Publicar un comentario

0 Comentarios