Crítica de 'Sorry We Missed You' (2019)



Demoledora lección llena de veracidad en relación con la case obrera y la economia 'gig'. Una película que llegará al corazón de la mayoría de espectadores que sufran la misma situación.


En la ciudad de Newcastle, Ricky (Kris Kitchen) y su mujer Abby (Debbie Honeywood) trabajan muy duro para mantener a su familia. Con expectativas de tener una casa propia y una economía más estable, Ricky consigue un trabajo de repartidor por su cuenta para una famosa agencia mientras Abby sigue trabajando de cuidadora de ancianos y personas dependientes. Con el paso de los días su ausencia desestabiliza la tranquilidad del hogar y ambos tendrán que enfrentarse a más dificultades de las que esperaban en su nueva vida.

El dúo Ken Loach (El viento que agita la cebada, Yo, Daniel Blake) y Paul Laverty (Felices dieciséis, La parte de los ángeles) vuelve a la carga después de la magnífica 'Yo, Daniel Blake' (2016) en la que ya es su decimoquinta colaboración en la dirección y el guion respectivamente. Aquí volvemos a asistir a su afán de reflejar de forma veraz la realidad a la que se tiene que enfrentar la clase obrera de cualquier país sumido en la modernidad y en las tendencias más actuales, tanto en lo tecnológico como en lo social y psicológico. Si bien podría parecer una fórmula explotada por el director, en esta ocasión podemos disfrutar de una de sus apuestas más atractivas.


Gran parte del encanto de la cinta reside en su reparto de debutantes, que ha vivido historias similares a la de sus personajes. Kris Kitchen y Debbie Honeywood nos ofrecen unas actuaciones poderosas y sorprendentes, al igual que los jóvenes Rhys Stone y Katie Proctor, que interpretan a los hijos de los protagonistas y que defienden sus papeles con mucho nivel, en especial él, cuyo personaje es de los que más enfado podría provocar en el espectador, pero que sin embargo nos da toda una lección de comprensión y tolerancia. La utilización de repartidores reales en las escenas de Ricky y su jefe, en la realidad el policía Ross Brewster, aportan un plus de realismo al metraje.

'Sorry We Missed You', aunque se desarrolle en Inglaterra, nos deja con la sensación de estar viendo algo que hemos vivido de primera mano, o algún amigo, vecino o conocido. Su premisa es dolorosamente realista y cercana en estos tiempos que corren, y eso la hace poderosa. Es cierto que el cine muchas veces debería funcionar como una evasión de la realidad y no para recordarnos los momentos difíciles por los que pasamos a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, también se antoja necesario visionar un film así, para que todos reflexionemos sobre lo que no hemos conseguido como sociedad a pesar de defender y creer ciegamente en el sistema.

Puntuación: 7,5/10


Publicar un comentario

0 Comentarios