Crítica de 'Maléfica: Maestra del mal' (2019)


Ver ficha en Filmaffinity

Secuela innecesaria que ridiculiza por completo al personaje de Maléfica. Un espectáculo visual vacío, lleno de talento desaprovechado y en la línea infantil más tradicional de Disney.

Bella (Elle Fanning) ha reinado en la ciénaga con paz y armonía durante cinco años mientras su madrina Maléfica (Angelina Jolie) cuida de ella. Cuando el príncipe Phillip (Harris Dickinson) acude a pedirle matrimonio a la joven, esta acepta y ambos mundos celebran la idea de unirse por fin. La repercusión del evento podría desencadenar un enfrentamiento entre los humanos y las criaturas del mundo mágico. Pronto, los protagonistas tendrán que enfrentarse a las amenazas que se avecinan con el objetivo de evitar una guerra que divida el reino para siempre.

Vivimos en una época de remakes, reboots, spin-offs y sobretodo secuelas, la mayoría sin justificación. 'Maléfica' (Robert Stromberg, 2014) es una de esas películas que no necesitan continuación, porque ya cubría todo el material original y además se tomaba muchísimas licencias en relación con la historia y los personajes. Pero eso no es lo más grave. Disney sigue en su empeño por inculcar a los retoños de la casa, en una de cada cinco producciones, que una boda (heterosexual y caucásica, por supuesto) es lo mejor a lo que una niña puede aspirar en su vida, en una etapa que esperamos se prolongue para siempre, en la que se empieza a alcanzar poco a poco un trato justo a la diversidad del ser humano.


Lo peor del metraje es sin duda el uso que hace de su elenco. Un catálogo de intérpretes que cuenta con artistas de la talla de Michelle Pfeiffer (Asesinato en el Orient Express, Ant-Man y la Avispa), de lo más destacado y Chiwetel Ejiofor (Doctor Extraño, El Rey León), ganador del Oscar por '12 años de esclavitud', actor completamente desaprovechado. La que mejor lleva el peso de la película, a parte de Ms. Pfeiffer, es Elle Fanning (Día de lluvia en Nueva York, Alcanzando tu sueño), que se defiende con actitud ante un papel que cae escena tras escena en el más pesado cliché de las tradicionales princesas de cuento de hadas.

Pero no todo es malo en 'Maléfica: Maestra del mal'. El apartado visual luce magnífico, con unos efectos especiales muy trabajados, un excelente diseño artístico y un vestuario notable. Además, la cinta es amenizada con una más que correcta banda sonora compuesta por Geoff Zanelli (El ocupante, Black and Blue), aspecto que Disney siempre intenta cuidar con mimo. Sin embargo, estos puntos positivos, unidos al espléndido reparto, no son suficientes para lograr que el film funcione, convirtiéndose al final en otro producto olvidable procedente de la fábrica de los sueños.

Puntuación: 5/10


Publicar un comentario

0 Comentarios