Crítica de 'La apariencia de las cosas' (2021) - Película Netflix

Imagen La apariencia de las cosas


Una fallida mezcla de géneros que ofrece todo lo contrario de lo que promete.


Después de mudarse a una antigua aldea ubicada en el valle del Hudson, una pareja de Manhattan descubre que su matrimonio está impregnado de una oscuridad siniestra capaz de rivalizar con la turbia historia de su nuevo hogar.

Basada en la novela de Elizabeth Brundage, hoy se estrena en Netflix un nuevo thriller de casas encantadas escrito y dirigido por Shari Springer Berman y Robert Pulcini (Diez mil santos). La cinta, anunciada como una película de terror, engaña en su comienzo utilizando sus elementos sobrenaturales y jugando constantemente con las expectativas de los aficionados al género que esperan sufrir algún que otro ligero sobresalto. Sin embargo, pronto nos damos cuenta de que los terrores que el filme quiere explotar no son los intangibles, sino los palpables y cotidianos. De esta forma, temas como la bulimia, la crisis matrimonial, las infidelidades y la soledad son los verdaderos horrores a los que se enfrentan nuestros protagonistas. Con estas cuestiones... ¿realmente era necesario el factor sobrenatural?

Imagen La apariencia de las cosas

Amanda Seyfried (Mank) interpreta con brillantez a esa esposa solitaria y traumatizada que ha renunciado a todo para satisfacer los deseos de su marido. Por su parte, el británico James Norton (The Nevers), que es perfectamente consciente de su encanto, consigue que su personaje oscile entre lo agradable y lo espantoso con bastante facilidad. También tenemos a un entrañable F. Murray Abraham (La dama y el vagabundo) llenándonos la cabeza de conceptos sobre la muerte, lo sobrenatural y su relación con ciertas obras de arte, pero todos estos elementos se sienten innecesarios. Por último, encontramos a la siempre bienvenida y tremendamente infravalorada en Hollywood Rhea Seehorn (Better Call Saul), además de a Natalia Dyer (Velvet Buzzsaw), cuyo personaje solo existe para hacer más evidente si cabe el desarrollo de cierto individuo.

'La apariencia de las cosas' es una película que ofrece todo lo contrario de lo que promete. Empieza siendo una cinta de terror moderna al uso, para rápidamente convertirse en un popular drama matrimonial que desemboca en un flojo thriller psicológico de final ambiguo. Este amalgama de géneros, de núcleo ordinario y desarrollo aún más previsible, intenta esconderse detrás del buen hacer visual de la pareja de cineastas y un tan desaprovechado como excelente reparto. No obstante, sus problemas son demasiado evidentes como para lograr disimularlos. Además, utilizar el terror sobrenatural como reclamo en este filme es más bien una estrategia de marketing que un recurso de importancia. Al final, casi nada en él resulta relevante, ni sorprendente ni interesante.

Puntuación: 5/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios