Advertisement

Crítica de 'Dime quién soy' (2020) Episodios 1-7 - Miniserie Movistar+

Imagen Dime quién soy


Una de las producciones más espectaculares de nuestra televisión que se supera episodio tras episodio.


A través de un libro que recibe en su pequeña editorial, Javier conocerá la turbulenta biografía de Amelia Garayoa, una mujer que, movida por sus ideales, es capaz de dejar toda su vida atrás para luchar por la libertad. Debido al encuentro con los cuatro hombres que marcan su vida -Santiago (su marido), Pierre, Albert y Max- Amelia se verá involucrada en los acontecimientos más relevantes de la historia del siglo XX.

Creada por José Manuel Lorenzo y basada en la novela homónima de Julia Navarro, llega a Movistar+ una nueva miniserie que pone el broche de oro a uno de los mejores años que recuerdo en lo que a ficción española se refiere. El cineasta catalán Eduard Cortés (Merlí, Cerca de tu casa) es el encargado de dirigir los nueve episodios que componen esta épica historia de amor, espionaje y política situada en la Europa de las décadas del 30 y 40. La premisa tiene cierta similitud con 'El tiempo entre costuras', pero creo que 'Dime quién soy' cuenta con una trama más compleja y nos introduce en eventos y escenarios de más renombre

Imagen Dime quién soy

Cortés realiza un gran trabajo tras las cámaras plasmando el enorme entramado de eventos, lugares y personajes de la serie. Una historia donde la política cobra especial importancia sin la intención de servir como un mero panfleto de intenciones, sino como una visión objetiva de los varios regímenes que en aquella época atentaban contra la libertad y los derechos del ser humano. Una cruda representación cuyo objetivo es mostrar la constante contradicción de gobiernos y corrientes políticas en curso, de la cual sacamos un doloroso y evidente mensaje: el poder provoca la muerte de los ideales. Lo hermoso de las esperanzadoras promesas se convierte en el terror de los actos codiciosos.

Ya sea en España, Alemania, Rusia o Francia, es un gran acierto que la serie opte por conservar todos los idiomas originales, favoreciendo así la inmersión tanto en la trama como en sus distintos escenarios. Español, inglés, alemán, italiano, ruso, polaco... prepárate para leer una buena cantidad de subtítulos, sobre todo a medida que avanzan los episodios. Decisión arriesgada sí, pero imprescindible en tal historia de éxodos. Aunque claro, todo ello resulta más fácil cuando la ficción cuenta con un reparto televisivo internacional tan prestigioso como este. Son tantos que es imposible nombrarlos a todos pero las interpretaciones, incluso hablando castellano en varias de las escenas, son espléndidas.


Imagen Dime quién soy

No obstante, el auténtico alma de la ficción es Irene Escolar (Bajo la piel del lobo, Las leyes de la termodinámica). Qué actriz. Qué sinceridad. Qué delicadeza. Siendo la protagonista absoluta, Amelia lo da todo por su causa e Irene se deja la piel por su personaje. Una mujer de los años 30 que es capaz de dejar atrás su vida impuesta para luchar por sus creencias. Desde luego, hay Amelia para todos los gustos. Incluso si eres de los que no logra empatizar ni conectar con el personaje -sus decisiones e ideales podrían molestar a más de uno, seguro-, todavía quedan suficientes razones para disfrutar de la serie y todo lo que nos ofrece. Por mencionar otra buena interpretación nacional, Oriol Pla (Merlí, El día de mañana) también se encuentra a buen nivel.

Por otra parte, si buscamos algún punto negativo, el más notable es quizá lo apresurado de algunos eventos. Esto seguramente se deba a la longevidad de la novela -ocupa más de 1000 páginas-, siendo inevitable que, al compactar todo este material, se pierdan muchos de los acontecimientos. Incluso el desarrollo de ciertos personajes puede verse reducido al mínimo. En ocasiones, Amelia se ve envuelta en varios hechos célebres un tanto desaprovechados. Aunque es cierto que esto ayuda a suavizar un poco el melodrama, tampoco es cuestión de machacar constantemente al espectador mostrando tanta desgracia innecesaria. Y creo que la serie logra un buen equilibrio en este aspecto. Al fin y al cabo, ya todos sabemos lo que ocurrió.


Imagen Dime quién soy

'Dime quién soy' es una de las producciones más espectaculares de nuestra televisión. El diseño de producción, el vestuario, la banda sonora, las interpretaciones... todo ello está cuidado al detalle. Además, la serie engancha desde el primer minuto gracias a un ritmo incesante y a unos personajes muy interesantes. Por no hablar de la excelente reconstrucción de hechos y escenarios, así como la forma en la que todo se hila para que Amelia siempre se encuentre en el lugar perfecto, en el momento más -o menos- oportuno. Un magnífico conjunto que no escatima en su esfuerzo por superarse episodio tras episodio. Y todavía me faltan dos capítulos por ver, ya que por desgracia solo nos han dado los siete primeros. ¡Vaya sufrimiento hasta finales de enero!

No sé si a los espectadores les gustará tanto como a un servidor. Desconozco a su vez si satisfará a los lectores de la novela, la cual no he tenido aún el placer de disfrutar. Perdóname Julia. También están presentes esos típicos aspectos políticos que pueden ofender y dividir a unos y a otros. Siempre lo recalco porque es algo ridículo, aunque inevitable. Pero, da igual. Da exactamente lo mismo. Ni siquiera sé ya cual es la mejor serie española del año. No sé si es 'Patria', 'Antidisturbios', 'Veneno' o la que atañe a esta crítica. A estas alturas, ¿qué más dará? Lo único que me queda es ponerme de rodillas, llorar de alegría y mostrar mi infinito agradecimiento a todos aquellos que hacen posible nuestra gran ficción. Desde producción hasta comunicación. Gracias, con todo mi amor.

Puntuación: 8,5/10

Ver ahora en:


   
Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.