Crítica de 'Away' (2020) Temporada 1 Episodios 1-4 - Serie Netflix

Imagen Away


Aunque no hay nada nuevo bajo el sol, es una serie absorbente que tiene el potencial de agradar con su estimable intención de inspirarnos.


Mientras la astronauta estadounidense Emma Green (Hilary Swank) se prepara para tomar el mando de un equipo internacional en la primera misión a Marte, esta tendrá que asumir la decisión de dejar atrás a su marido (Josh Charles) y a su hija adolescente (Talitha Bateman) cuando más la necesitan. A medida que transcurre su travesía espacial, las dinámicas personales entre los astronautas y los efectos de haber dejado a sus seres queridos en la Tierra se van volviendo cada vez más complejos.

Netflix nos lleva al espacio por segunda vez este año y en El Espoiler hemos podido ver los cuatro primeros episodios de esta nueva serie creada por Andrew Hinderaker. El creador construye una ficción que supone una especie de contrapartida melodramática a 'Space Force' (2020), lo que puede traducirse en menos sátira y comedia, y más exploración de los conflictos humanos derivados de los sacrificios que deben realizar los implicados en una misión especial de estas características.


Dicho esto, estamos ante una serie en la que todos los personajes deben someterse a una exigente lucha interna, así como confrontar los problemas que en los episodios se generan en el exterior, tanto en el espacio como en nuestro planeta. Cada uno de ellos ha perdido y sacrificado mucho para poder realizar una hazaña que supondría el mayor logro de la humanidad hasta la fecha. Es por ello que, en los capítulos, la balanza puede inclinarse más hacia la misión y los conflictos de su escenario, o hacia la Tierra y las dificultades de los que esperan ver a su familia regresar sana y salva.

El grupo de astronautas liderado por una renacida Hilary Swank (La caza, I Am Mother) está conformado por representantes de Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, China e India. Juntos, emprenden una aventura espacial internacional que no queda exenta de enemistades terrenales provocadas por choques culturales, políticos y religiosos. Por otro lado, destaca la interpretación de la joven Talitha Eliana Bateman (Robert the Bruce, Countdown) como la hija del personaje de Swank, que debe vivir con una serie de conflictos añadidos a la ya nada desdeñable lista de problemas adolescentes.


Imagen Away

Aunque en 'Away' no hay nada nuevo bajo el sol, la serie encuentra un buen equilibrio entre su ciencia ficción de formas realistas y su melodrama colmado de humanidad, pero ya dependerá del espectador decidir si una parte funciona mejor que la otra. Además, pongo la mano en el fuego por mi creencia de que, con toda probabilidad, la ficción cuenta con uno de los mejores episodios piloto del año. También encontramos otras virtudes destacadas, como unos efectos visuales que beben mucho de sus hermanas mayores cinematográficas y un reparto correcto e inclusivo con la esperada subtrama LGBTQ.

Es una lástima que, después de un segundo capítulo lleno de tensión e intensidad, toda esa energía se diluya poco a poco en un par de capítulos lastrados por una especie de 'villano de la semana' en forma de momento crítico a resolver y otros varios clichés frustrantes. No obstante, y aunque es muy precipitado ofrecer un juicio final tras solo cuatro episodios, 'Away' es una serie absorbente que tiene mucho potencial para agradar a un amplio espectro de espectadores con su estimable intención de inspirarnos.

'Away' estará disponible el 4 de septiembre en Netflix.
Puntuación: 7/10


Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios