Estreno en HBO Max de la comedia familiar 'Gordita Chronicles'. Incluye minicrítica de la primera temporada

Advertisement

Estreno en HBO Max de la comedia familiar 'Gordita Chronicles'. Incluye minicrítica de la primera temporada

Imagen Gordita Chronicles

HBO Max estrena el próximo viernes 24 de junio la serie 'Gordita Chronicles', una comedia coming-of-age descrita como singularmente divertida y que trata sobre la familia, las oportunidades, el amor, la resiliencia y el desafío audaz del status quo en la búsqueda del "sueño americano".

Corre el año 1985 y Cucu “Gordita” Castelli (Olivia Goncalves) acaba de despedirse de todos sus amigos y familiares en Santo Domingo y se muda a Miami con su padre ejecutivo de marketing Víctor (Juan Javier Cardenas), la audaz y vivaz madre Adela (Diana Maria Riva) y su hermana mayor Emilia (Savannah Nicole Ruiz), obsesionada con el estatus.


Si bien la vida en Estados Unidos está lejos de lo que imaginaban, los Castelli están decididos a hacerse cargo de su extraño nuevo mundo.

La serie de 10 episodios creada por Claudia Forestieri (Selena: La serie) está protagonizada por Olivia Concalves, Diana Maria Riva, Juan Javier Cárdenas, Savannah Nicole Ruiz, Noah Rico y Cosette Hauer.

Imagen Gordita Chronicles

Minicrítica de la primera temporada

Es cierto que la cantidad de comedias televisivas que salen de Estados Unidos es abundante, aunque también es verdad que el sitcom tal y como lo conocíamos ya no existe. Sin embargo, pese a que poco a poco esto está cambiando, pocas son las que intentan reinventar el género o aportar algo de frescura, ya sea mediante un protagonista inusual o a través de una perspectiva diferente de ciertos aspectos de la vida. De hecho, a la hora de abordar algunos temas sociales es difícil encontrar propuestas que no sientan la necesidad de hacer uso de elementos dramáticos de peso, conformado así las tan exitosas dramedias. Pero... ¿qué pasaría si todo se tomara con humor?

Esto es precisamente lo que la serie creada por Claudia Forestieri (Selena: La serie) logra: ofrecer una perspectiva muy distinta y fresca de todos y cada uno de los clichés estadounidenses, a la vez que muestra cómo un niña y su familia migrante descubren toda esa colección de dobles estándares, machismo o racismo que puebla el mundo más allá de la República Dominicana, su país natal. Y todo lo hace con un humor que llega a sorprender por su descaro y acidez. No solo eso porque, a lo largo de sus diez episodios autoconclusivos, la ficción consigue resolver sus conflictos con una moraleja entrañable que tiene algo que enseñar a los diferentes miembros de la familia. Y a nosotros también, por supuesto.


En este sentido, la serie recuerda a otras como 'Home Before Dark' -si esta la hubiera hecho una Nickelodeon muy traviesa-. A veces sus subtramas son demasiado infantiles, otras se pasan de adolescentes y en ocasiones llegan a ser sorprendentemente adultas, pero siempre manteniéndose educativas, reconfortantes y comprometidas con la actualidad pese a situarse en los 80. A su vez, la ficción también es una novedosa pieza histórica de esta década de grandes cambios. Un Estados Unidos que es muy distinto del que nuestros protagonistas esperaban, ese en el que hay maravillas en cada esquina y donde cualquier cosa es posible y bla, bla, bla... Son en estos momentos en los que la propuesta brilla más, cuando la decepción y el choque cultural hacen acto de presencia mientras los personajes intentan adaptarse por todos los medios posibles.

Pero al final, aunque su primera mitad resulta mucho mejor que la segunda, 'Gordita Chronicles' funciona como una hilarante y satisfactoria diversión llena de optimismo, pese a que alguna que otra vez exagere un poco de más. Esto es inevitable, en especial cuando las interpretaciones del elenco más joven no terminan de ser todo lo orgánicas posibles. Eso sí, Cucu es uno de esos personajes inolvidables que rompen estereotipos a cada paso que da. Al fin y al cabo, la serie nos dice que, si bien lo del 'sueño americano' no es del todo cierto, depende de nosotros mismos hacer de lo desconocido nuestro hogar soñado, no importa contra qué o quiénes tengamos que luchar para conseguirlo. Y si al llegar a este destino nos chocamos contra un muro, construyamos nuestra nueva casa a partir de él. Siempre con una sonrisa. Es una idea hermosa y algo utópica, pero posible.

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en FacebookTwitter o Instagram.