Crítica de 'Moonshot' (2022) - Película HBO Max

Advertisement

Crítica de 'Moonshot' (2022) - Película HBO Max

Imagen Moonshot


Pese a sus esfuerzos, al final es otra comedia romántica adolescente tan encantadora, extremadamente cursi e inofensiva como cabía esperar.


Esta es una comedia romántica con toques de ciencia ficción ambientada en un futuro donde Marte está terraformado y colonizado por las élites. En ella, dos estudiantes universitarios muy diferentes entre sí unen fuerzas y suben a un transbordador espacial hacia el planeta rojo.

Las comedias románticas han sido tan explotadas y han estado tan estancadas durante años que, en los últimos tiempos, hemos visto muchos intentos por revivirlas aportándoles un giro diferente y rebuscado. Por supuesto, algunos con mucho mejor resultado que otros. En esta ocasión, HBO Max estrena esta película escrita por el debutante Max Taxe y dirigida por Christopher Winterbauer (Wyrm) en la cual, nuestros tortolitos de turno, se descubrirán mutuamente y a sí mismos en medio de un movidito viaje a Marte. Un futuro en el que el amor y la sociedad en general no han cambiado en absolutamente nada. Es más, el derecho a viajar al espacio es solo para los ricos o aquellos seres humanos 'perfectos' que consigan marcar cada casilla de una ridícula lista de características y exigencias. Son dos condiciones que poco tienen que ver entre sí, pero que confirman que a la hora de la verdad eso del sueño americano solo está reservado para unos pocos, sea cuando sea y donde sea.

Imagen Moonshot

Interpretado por un Cole Sprouse (A dos metros de ti) que aquí bien podría haber sido Ryan Reynolds si este tuviera unos cuantos años menos, Walt es un joven obsesionado con ir a Marte, pero por desgracia es pobre, no tiene familia, no parece tener talentos, todas sus solicitudes han sido rechazadas y tiene mala suerte con las chicas. Mientras tanto, la Sophie de una siempre interesante Lana Condor (A todos los chicos: Para siempre) es todo lo contrario: tiene novio, una familia que la quiere, mucho dinero y además es una gran estudiante. Ambos se llevan como el perro y el gato y deciden iniciar el viaje por motivos muy distintos, pero que de una forma u otra acaban chocando y agitando sus formas personales de ver el mundo y vivir la vida. Nada nuevo bajo el Sol, o más bien nada nuevo en Marte, por muy original que la película pretenda ser en la elección de su escenario.


Sin embargo, a 'Moonshot' se le agradece dicha intención y su optimismo a la hora de abordar ciertos temas, en especial todo lo referente a la imperiosa necesidad de arreglar nuestro planeta en vez de obsesionarnos con buscar otros nuevos que destrozar. No obstante, su estructura y desarrollo, así como la evolución de la dinámica amor-odio de sus protagonistas, resultan demasiado convencionales pese a todo. Por no hablar de su humor, el cual tiende hacia lo bobalicón alimentado por los secundarios graciosetes de marras capitaneados por Zack Braff (Doce en casa), Michelle Buteau (Trilogía La calle del terror) y algunos robots programados con sarcasmo. Al menos, la película cuenta con un giro gracioso antes del último acto, tan actual como inesperado dentro de tanta previsibilidad. Pero al final, la cinta no es más que otra comedia romántica heterosexual y adolescente tan encantadora, extremadamente cursi e inofensiva como cabía esperar.

Puntuación: 6/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.