Crítica de 'Herida' (2021) - Película Netflix

Advertisement

Crítica de 'Herida' (2021) - Película Netflix

Imagen Herida


Aunque Berry destaca tanto delante como detrás de las cámaras, la película es un drama deportivo que no cuenta nada nuevo.


Jackie Justice (Halle Berry) es una luchadora de artes marciales mixtas que cae en desgracia y abandona el deporte. Perseguida por la mala suerte y consumida por la rabia y el arrepentimiento, Jackie participa en una brutal pelea clandestina convencida por su novio Desi (Adan Canto). Su actuación despierta el interés de un promotor deportivo (Shamier Anderson), que le promete que podrá volver al octógono. Pero su búsqueda de la redención se vuelve inesperadamente personal cuando Manny (Danny Boyd Jr.) -el hijo al que renunció siendo un bebé- se presenta en su casa.

Se ha hecho de rogar, pero al fin Halle Berry debuta como directora con este largometraje que llega el miércoles a Netflix. Escrita por la también debutante Michelle Rosenfarb, la cual no se estrujó mucho el coco con el título viendo el panorama, la cinta es una mezcla de melodrama sobreexplotado y película de deportes con la superación y la revancha como principales baluartes, todo aderezado con una buena ración de clichés provenientes de ambos géneros que ensucian cualquier atisbo de originalidad. Además, tampoco consigue profundizar en ninguna de sus subtramas, y es esa falta de foco la que hace de este un filme que no termina de dar el puñetazo definitivo.
 
Imagen Herida
 
Gran luchadora en el octógono hasta el otro día, a la Jackie de Berry la vida real se le hace muy cuesta arriba. Para colmo, su novio es el típico paleto impaciente y de buenas a primeras se le acumulan los problemas en el momento menos oportuno. Es entonces cuando su hijo perdido Manny, muy traumatizado y nada hablador, entra en escena y funciona más como una excusa para manipular al espectador que como un personaje realmente necesario. Es más, en cuanto ocurre lo previsible entre ambos, su subtrama pasa de repente a un segundo plano para centrarse en un romance forzado y en el fugaz y poco convincente proceso de regreso a la jaula de la MMA.


Esta última pelea es intensa y salvaje, puede que la secuencia más destacable de la película, aunque de nada sirve si al final la maquillas en exceso con ese toque de cursilería estadounidense. Al menos, Berry es la que logra salvar a 'Herida' de ser un completo desastre, pues además de realizar la mejor interpretación de la cinta, la cineasta la dirige con un estilo indie que le sienta muy bien, dejándonos así con unas correctas impresiones que la colocan como una directora prometedora. En cuanto al guion, nadie duda de sus buenas intenciones, pero a lo largo del filme pretende contar tantas cosas que acaba por no decir nada en absoluto, o por lo menos nada que no hayamos escuchado mil veces antes.

Puntuación: 5/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.