Crítica de 'Heels' (2021) Temporada 1 Episodios 1-4 - Serie STARZPLAY

Imagen Heels


Un drama televisivo notable que se desarrolla alrededor de un escenario atractivo e inusual.


Ambientada en una comunidad muy unida de Georgia, la serie sigue la historia de la nueva promoción de tradición familiar de lucha libre en la que dos hermanos y rivales se disputan el legado de su difunto padre. En el cuadrilátero, alguien tiene que hacer de bueno y alguien tiene que hacer de su némesis. Pero en el mundo real, esos personajes pueden ser difíciles de cumplir, o difíciles de dejar atrás.

La lucha libre es un deporte que luce muy bien en lo audiovisual gracias a su espectacular violencia teatral, y si además la rodeamos de situaciones dramáticas o humorísticas alejadas del bullicio del graderío, es capaz de concebir propuestas tan interesantes como 'El luchador', 'Peleando en familia' o la estimada serie 'Glow'. De esta forma, STARZPLAY aprovecha el vacío dejado por la mencionada ficción de Netflix para mostrarnos las entrañas de la liga de un pequeño pueblo estadounidense de manual. Creado por Michael Waldron (Loki), este sorprendente drama, más familiar que deportivo en su complejidad, explora la idea del cuadrilátero como el escape fundamental de todo lo que sucede en el ring más grande y violento de todos: el mundo en sí mismo, algo que no resulta tan sencillo para algunos en una comunidad tan unida. 

Imagen Heels

Si la lucha libre es toda tu vida, y además todo en tu día a día está marcado por ella, la línea que separa a la persona real de su alter ego en el cuadrilátero es tan fina que podría romperse en cualquier momento, en especial cuando tu status de héroe o villano es trasladado al exterior. Es por ello que los principales protagonistas de la serie, los hermanos Jack y Ace Spade, ven como la ficción preparada para el espectáculo se empieza a fusionar lentamente con la realidad. Jack quiere mantener vivo el negocio familiar ofreciendo una buena historia a los espectadores, mientras que Ace necesita ganar el cinturón de campeón cuanto antes para salir del pueblo y cumplir su sueño de ser un luchador profesional. Así, la terquedad de ambos agita poco a poco su mundo y vemos como se van creando numerosos conflictos terrenales, todo a la vez que el ring se llena de sudor, fracasos y alegrías.

Mientras que los personajes de un Stephen Amell (Arrow) en su zona de confort, un eficiente Alexander Ludwig (Vikingos) y del resto del reparto masculino acaparan toda la atención del público, la Crystal de una ascendente Kelli Berglund (Cherry) espera su oportunidad animando a Ace desde el faldón del ring. Tratada por la familia como si fuera un parásito que amenaza la tradición, su personaje es una inteligente y talentosa valet -acompañante femenina- que sueña con ser luchadora en un cuadrilátero dominado por la testosterona. Una posición sexista que refleja un machismo muy presente en el deporte y en la comunidad. También podría ser un problema de guion, o puede que simplemente sea demasiado pronto para sacar conclusiones, pero lo cierto es que las figuras femeninas de la serie por el momento no gozan de la importancia que merecen.


Imagen Heels

Aun así, en sus primeros cuatro episodios, 'Heels' resulta un drama televisivo notable que se desarrolla alrededor de un escenario atractivo e inusual. Una de las sorpresas de la temporada que no nos exige ser un aficionado de la lucha libre para poder disfrutarla, pues Waldron consigue mezclar drama y espectáculo de una forma adictiva, inteligente y terrenal. No es nada fácil, ya que el cambio de tono entre las fastuosas luchas y los conflictos humanos es radical, pero no es un obstáculo difícil de superar en cuanto uno logra conectar con la historia. Además, la serie captura con todo detalle los tejemanejes y situaciones que tienen lugar durante la creación de alter egos, así como la construcción de todos esos acontecimientos dramáticos ficticios que convierten al cuadrilátero de 'wrestling' en el teatro más espectacular que existe

Tiene sus problemas, por supuesto, como los que conciernen al tratamiento de sus personajes femeninos, a alguna que otra interpretación poco convincente o a un ritmo no del todo pulido -pero en su defensa, el montaje de algunos de los episodios que he podido ver no estaba terminado-. No obstante, nada de esto impide que la serie se alce como una propuesta ideal para disfrutar en estas veraniegas tardes de domingo restantes. Es fresca, divertida, emotiva y no renuncia al humor pese a todos sus ingredientes melodramáticos. Y aunque su comienzo es potente, no cabe ninguna duda de que la ficción tomará un camino todavía más salvaje durante el resto de la temporada. Otro acierto de una plataforma que, a estas alturas de su existencia, ofrece una indiscutible garantía de calidad en la mayoría de sus lanzamientos.

Puntuación: 8/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios