Crítica de 'Nine Perfect Strangers' (2021) Episodios 1-6 - Miniserie Prime Video

Imagen Nine Perfect Strangers


La serie consigue no derrumbarse del todo gracias al buen hacer de la mayoría de su espectacular reparto.


Un exclusivo centro de salud y bienestar promete la recuperación y transformación de nueve estresados urbanitas que intentan emprender el camino hacia una forma de vida mejor. La directora del complejo, Masha (Nicole Kidman), los vigila durante los 10 días de retiro con la misión de revitalizar sus mentes y cuerpos agotados. Sin embargo, estos 9 desconocidos no tienen ni idea de lo que les espera.

Este viernes llega a Prime Video otra creación más del prolífico David E. Kelley (Big Sky), que en esta ocasión se alía con John-Henry Butterworth (Le Mans '66) para llevar a cabo una adaptación de la novela homónima de Liane Moriarty. Dirigida por Jonathan Levine (Casi imposible), la psicodélica miniserie de 8 episodios explora los diferentes traumas de un puñado de huéspedes, en su mayoría adinerados, mientras plantea un misterio discreto y realiza una crítica satirizada de la industria del bienestar, aunque más bien está dedicada a las sectas radicales que se encuentran dentro de ella. De esta forma, los distintos demonios interiores, inseguridades superficiales, secretos e intenciones ocultas se van desvelando lentamente a medida que estos personajes se someten a los cada vez más inusuales métodos terapéuticos.

Imagen Nine Perfect Strangers

Sin ninguna duda, lo mejor de la serie es el hecho de poder asistir a todas las interacciones entre un lujoso reparto que logra hacer interesantes a unos personajes llenos de clichés. En la lista de huéspedes del resort Tranquillum nos encontramos a Michael Shannon (Generación Y), Asher Keddie (Desplazados) y Grace Van Patten (Maniac), una familia traumatizada por la perdida; a un Luke Evans (Los crímenes de Pembrokeshire) en su salsa; a Regina Hall (Black Monday) demostrando que también es válida para el drama; y a una hilarante Samara Weaving (Bill y Ted salvan el universo) compartiendo una relación que no pasa por su mejor momento con Melvin Gregg (Snowfall). Por último, Melissa McCarthy (Patrulla Trueno) y Bobby Cannavale (Jolt) vuelven a encontrarse después de 'Superintelligence' y juntos protagonizan algunas de las mejores escenas.

No obstante, el principal reclamo de la ficción -y cara más importante, claro- es Nicole Kidman (The Undoing), pero también resulta lo más decepcionante. Kidman se envuelve a sí misma en un aura 'rasputiniana' y realiza un trabajo que destaca en lo negativo por su forzadísimo acento ruso, además de por su tendencia a mostrarse excesivamente enigmática hasta el punto de exasperar. Los métodos que utiliza su Masha poco a poco van ganando en cuanto a radicalidad, y su persona es objeto de una subtrama que se denota algo inconexa con respecto a lo que nos plantea la serie en un principio. Todo esto, unido a la misteriosa e inusual relación que comparte con los desdibujados personajes de Tiffany Boone (Cielo de medianoche) y Manny Jacinto (The Good Place), convierten a su tándem personaje-interpretación en uno de los más curiosos en lo que llevamos de año.


Imagen Nine Perfect Strangers

Aparte de las interpretaciones, la otra virtud de 'Nine Perfect Strangers' reside en la excelente dirección que realiza Levine de este imponente reparto. El problema llega a la hora de escarbar y encontrarse con un guion defectuoso que busca desesperadamente nuestra simpatía hacia los personajes. Hay mucho humor, drama, misterio y momentos inquietantes, pero más allá de plantear ese enigma algo forzado que en ocasiones gana demasiada importancia -en detrimento del resto de elementos-, Kelley y compañía no parecen tener demasiados argumentos para solventar una posible falta de conexión con los huéspedes. Además, se toma su tiempo para mostrar sus cartas más poderosas y va de menos a más en intensidad. Y si bien su sexto episodio resulta especialmente explosivo, a esas alturas puede que muchos espectadores ya hayan abandonado la ficción

Sí, la serie entretiene y consigue no derrumbarse incluso cuando más se tambalea, pero no hace gala de toda esa sustancia que promete en su tráiler. De hecho, da la sensación de que se apoya en exceso en las interpretaciones de su grandioso reparto para mantenerse en pie, y después de seis episodios, uno puede llegar a preguntarse si en los dos restantes ocurrirá algo que haga justicia a todo este talento. Debe de haber una revelación espectacular o un giro que nos haga caer del asiento; o simplemente no es para tanto y todos vieron en la ficción una excusa perfecta para lucirse de forma individual una vez ojeados los libretos. También puede quedar un poco dañada por el estreno reciente de la superlativa 'The White Lotus', la cual ofrece una mirada mucho más compleja y ácida sobre un grupo de personajes con el mismo estatus. Aún así, a pesar de sus defectos, no está de más darle una oportunidad.

Puntuación: 6,5/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios