Crítica de 'Schmigadoon!' (2021) Temporada 1 - Serie Apple TV+

Imagen Schmigadoon!


Aunque no todo funciona, la ficción es un divertido y refrescante regalo para los amantes de los musicales de siempre.


Una pareja que se encuentra realizando un viaje de mochileros diseñado para reforzar su relación, se encuentra de repente con un pueblo mágico llamado Schmigadoon que vive en un musical de la década de los 40. Una vez allí, ambos descubrirán que no pueden irse hasta que encuentren el 'verdadero amor'.

A Apple TV+ le encantan los musicales y vuelve a demostrarlo con una nueva propuesta que llega a la plataforma este viernes. La serie es un evidente homenaje a la edad dorada del género que explota todas sus virtudes, pero tampoco renuncia en ningún momento a ridiculizar los clichés y defectos del mismo. Además, la ficción a su vez es una crítica a aquellas sociedades profundamente conservadoras que todavía existen hoy en día, las cuales impiden ejercer lo que debería ser un derecho fundamental del ser humano: tener la libertad de poder ser uno mismo. Todo rodeado de un imperioso aura humorístico y cursi que deja bien claro que, pese a lo mencionado, esta es una parodia en la que el amor es el eje principal de la trama.

Imagen Schmigadoon!

Melissa y Josh, la pareja de protagonistas interpretada con mucha química y gracia por los humoristas Cecily Strong (Cazafantasmas) y Keegan-Michael Key (The Prom), se dan de bruces con uno de los momentos más temidos en toda relación: ya no se quieren como antes y han olvidado por qué surgió el amor entre ellos. De esta forma, siendo los únicos personajes conscientes de estar en un musical, utilizarán Schmigadoon para experimentar e intentar reencontrarse consigo mismos mientras reaccionan a los momentos musicales con comentarios y gestos sarcásticos. Esto provoca una montaña rusa de emociones en ambos que no solo hará tambalear su relación, sino que pondrá patas arriba la estabilidad de un pueblo estancado en sus costumbres. Este inteligente paralelismo, sea o no intencionado, aporta a la ficción de una sensibilidad y un mensaje de cambio en el que podemos vernos reflejados de muchas maneras.

Como no podía ser de otra forma, en la serie cualquier excusa es buena para empezar a cantar y bailar, por lo que todos los personajes gozan de su glorioso número durante los momentos más -o menos- inesperados. Los habitantes de este pueblo cuentan con personalidades muy marcadas y algunos de ellos horrorizarían al público si este fuera un musical lanzado en los 40, algo que solo puede resultar muy gracioso. Por supuesto, no es casualidad que el resto del reparto esté formado tanto por leyendas como por estrellas recientes de Broadway. Entre ellos podemos encontrar a Alan Cumming, Kristin Chenoweth, Ariana DeBose, Aaron Tveit, Jane Krakowski, Dove Cameron o Ann Harada, un grupo de artistas que eleva la calidad de la ficción en su género gracias a la gran cantidad de talento que derrocha cada uno de ellos.


Imagen Schmigadoon!

La creación de Cinco Paul y Ken Daurio (Saga Gru) es un regalo para los amantes más férreos de los musicales de siempre. A veces es hilarante y muy ridícula, pero también es inteligente y emotiva por momentos. Mucha culpa de ello la tienen los protagonistas principales, cuyas personalidades difieren por completo de un ambiente ya de por sí exagerado hasta la extenuación. Por otra parte, los bailes de los números musicales están muy bien construidos y ejecutados y las canciones están todavía mejor interpretadas, pero es verdad que muy pocas son lo suficientemente pegadizas o quedan en el recuerdo después del visionado. De hecho, muchas de ellas suenan muy genéricas o se parecen demasiado a aquellas a las que los compositores intentan homenajear. Y si la intención era esa, no habría estado mal que la decisión final hubiera sido otra muy distinta.

Además, la serie hace gala de ese diseño de cartón-piedra tan característica de las producciones cinematográficas del género durante su época dorada, una entrañable peculiaridad que nos hace rememorar muchos de estos clásicos pero con un trasfondo muy moderno. A estas alturas, ya no se puede negar que Apple lo está dando todo para ofrecer propuestas televisivas originales y diferentes dentro de un mercado cada vez más saturado y que, por ende, empieza a adolecer de una alarmante falta de ideas. Desde luego, las jugadas no siempre pueden salir a la perfección y en 'Schmigadoon!' no todo funciona como debería, pero cuenta con los ingredientes justos para ser una ficción divertida y refrescante. Eso sí, si los musicales nunca han sido lo tuyo es muy probable que la aborrezcas, pero si en cambio disfrutas de ellos, adelante, porque lo pasarás muy bien.

Puntuación: 7/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios