Crítica de 'Home Before Dark: Las crónicas de Hilde Lisko' Temporada 2 - Serie Apple TV+

Imagen Home Before Dark: Las crónicas de Hilde Lisko


Es tan cautivadora como su primera entrega; pero también es más intensa, emocional y comprometida con los problemas de la sociedad actual.


En esta segunda temporada, cuando una misteriosa explosión golpea una granja local, la pequeña reportera Hilde Lisko comienza una investigación que la llevará a luchar contra una corporación poderosa e influyente, con la salud de su familia y Erie Harbour en la balanza.

Ya falta poco para que llegue a Apple TV+ la segunda temporada de esta destacada serie creada por Dana Fox (Cruella) y Dara Resnik (Unas rubias muy legales). Ligeramente inspirada en la apasionante historia real de la joven periodista Hilde Lysiak, esta ficción de misterio fue una de las más sorprendentes que se estrenaron durante el primer semestre de vida de la plataforma. Sus primeros episodios nos dejaron con una espléndida dinámica entre personajes, momentos para el recuerdo y un enigma que a día de hoy no ha terminado de resolverse. Un año después, dificultades de la pandemia incluidas, la Hilde ficticia de apellido Lisko vuelve para enfrentarse a un nuevo caso que resolver en su incansable cruzada en favor de la verdad. Y viene acompañada de un claro y rotundo mensaje dirigido a los adultos que prefieren mirar hacia otro lado e ignorar los problemas de nuestro mundo: «Somos jóvenes, pero no somos estúpidos y estamos prestando atención».

Imagen Home Before Dark: Las crónicas de Hilde Lisko

A pesar de haber encontrado respuestas a grandes preguntas, nadie en el pueblo parece confiar todavía en las habilidades de Hilde. Interpretada por la pequeña gran Brooklynn Prince (El pequeño Iván), de lo mejor que nos ha pasado en el mundo últimamente, Hilde vuelve a confirmar que es un personaje prodigioso. Ella no es una aspirante a periodista, ES una periodista, con toda su inteligencia y su entrañable inocencia. También tiene a los padres más enrollados del planeta... o a los peores, cada uno analizará esto bajo su propio prisma. En lo que a mí respecta, la relación entre Hilde y sus padres Matt (Jim Sturgess) y Bridget (Abby Miller) es una maravilla que debería de ser materia de estudio en las escuelas y los cursos de paternidad

Por su parte, Prince nos regala otra interpretación arrolladora y llena de matices dando vida a una Hilde algo más madura y que ha aprendido de algunos errores, aunque esta vez sus acciones y decisiones afectan a todos los que la rodean, en todos los ámbitos. Sin embargo, esto no le impide luchar hasta el final por sus metas incluso cuando sabe que está siendo egoísta. Hay veces que su pasión, vocacional u obsesiva, la lleva a ser demasiado terca y algo frustrante. Al fin y al cabo, por dentro sigue siendo una niña que todavía está aprendiendo a relacionarse con los demás. Aun así, siempre está dispuesta a dar un pequeño paso atrás para calmar las cosas. Aunque sea por un brevísimo periodo de tiempo. La verdad no puede esperar.


Imagen Home Before Dark Temporada 2

Menos mal que está rodeada de un grupo de personas que la quiere y la apoya, aunque unos días más que otros. Es normal que, por ejemplo, sus compañeros de aventuras Spoon (Deric McCabe) -que personaje tan hermoso y necesario- y Donny (Jibrail Nantambu) se enfaden con ella de vez en cuando por culpa de su temeridad. Harían cualquier cosa por ella y ella haría cualquier cosa por ellos, claro, pero todo tiene un límite. También es lógico que Trip (Aziza Scott) prefiera mantener las distancias para no perder lo que tanto le ha costado conseguir: ser una mujer negra sheriff en un pueblo de tradiciones machistas y racistas. Incluso Frank (Michael Weston), que está en pleno proceso de redención, no puede evitar ayudar a Hilde aunque su carrera esté en juego

Por otro lado, Izzy Lisko (Kylie Rogers) se encuentra en el punto más álgido de la adolescencia y su subtrama puede echar para atrás a más de uno, pero es un personaje que gana mucho durante esta entrega. De hecho, en esta ocasión podría decirse que ella es la segunda protagonista absoluta, pues la vemos forjar su propio camino mientras lidia con sus nuevas relaciones e intenta alejarse de la sombra de Hilde, con la que tiene una relación tan complicada como encantadora. Vamos, como buenas hermanas. De todas formas, los nuevos episodios dan más espacio para el desarrollo de todos los personajes, aportando más trasfondo a algunos a los que la temporada anterior no les hacía justicia. Aunque no habría estado mal conocer mucho más sobre Spoon y Donny.


Imagen Home Before Dark Temporada 2

Esta segunda temporada de 'Home Before Dark' es tan cautivadora como su anterior entrega, pero también es más intensa y emocional. Sí, se le puede reprochar que la trama de la corporación misteriosa en un pueblo pequeño está algo trillada, así como que resulta algo edulcorada en ocasiones. Pero su nuevo misterio funciona y consigue mantener su suspense hasta el final. Sin embargo, en esta ocasión es en las situaciones más íntimas donde la serie realmente gana en interés. Ver como estos fantásticos personajes se enfrentan a todo por la verdad, incluso cuando son ahogados por sus propios dilemas, nos deja con momentos tan memorables como entrañables. Para más aliciente, la ficción vuelve a mostrarse muy comprometida con los problemas de la sociedad actual y trata asuntos como la inclusión y la diversidad de una forma natural y educativa. Porque no hay más ciego que el que no quiere ver, ni más ignorante que el que no quiere aprender.

Si eres de aquellas personas que no tienen muy claro el público objetivo de la serie, la respuesta es muy fácil: cualquiera. Porque esta ficción busca calar en cada miembro de la familia y ofrece todos los elementos necesarios para que cada generación pueda sentirse identificada. Aunque este también es un arma de doble filo que provoca que todas sus subtramas quizás no sean capaces de generar el mismo interés en unos y otros. Sin embargo, esta temporada hace especial hincapié en temas fundamentales para todo ser humano como lidiar con las dificultades de la infancia, la adolescencia, la vejez, la pérdida, las injusticias sociales o el futuro de nuestro planeta. Además, esta es una carta de amor a la tolerancia y al periodismo comprometido con la verdad y la justicia. En definitiva, ahora mismo no se me ocurre una propuesta familiar -para niños algo más mayores- que sea tan sana, disfrutable y capaz de llegar al corazón tanto como esta.

Puntuación: 7,5/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios