Advertisement

Crítica de 'La misteriosa Sociedad Benedict' (2021) Temporada 1 Episodios 1-2 - Serie Disney+

Imagen La misteriosa sociedad Benedict


Estas dos primeras horas adolecen de un ritmo muy irregular y cierta falta de sustancia, pero la serie tiene potencial suficiente para mejorar.


Después de ganar un concurso para obtener becas, el peculiar Sr. Benedict recluta a cuatro huérfanos dotados de poderes para una peligrosa misión cuyo objetivo es salvar al mundo de una crisis global conocida como 'La Emergencia'. Reynie, Sticky, Kate y Constance deben infiltrarse en el misterioso Instituto L.I.V.E. para descubrir qué se esconde detrás de esa crisis. Todo indica que el director, el sofisticado Dr. Curtain, está detrás de ese estallido de pánico en todo el mundo, así que los niños de La Misteriosa Sociedad Benedict deberán idear un plan para derrotarlo.

El catálogo de originales de Disney+ continúa aumentando con esta nueva serie infantil basada en la colección de best-sellers de Trenton Lee Stewart, y creada por Matt Manfredi (Destroyer. Una mujer herida) y Phil Hay (Infiltrados en Miami). En ella, nos adentramos en una especie de Tierra distópica que se inspira en los años 50-60 y se mezcla con un tono a caballo entre 'Una serie de catastróficas desdichas' y una película de Wes Anderson. Por supuesto, esto significa que la ficción cuida de su aspecto visual por encima de todas las cosas y además está llena de personajes extravagantes cada cual más particular. Pero lo más curioso es ver cómo esta sociedad planteada por Stewart 14 años atrás comparte ciertas similitudes con la actual -por lo de caótica, desconfiada...-. La única diferencia es que aquí todo es culpa de una emisión oculta conocida como 'La emergencia' y no de la propia voluntad del ser humano... ¿o acaso nos ocurre algo parecido y no tenemos ni idea? Una buena conspiración siempre resulta divertida. 

Imagen La misteriosa sociedad Benedict

Los dos primeros episodios ofrecidos a la prensa, se centran principalmente en el pequeño Reynie Muldoon (Mystic Inscho) y su temprana emancipación después de pasar sus primeros años de vida en un orfanato, donde era imposible aprovechar su inusual inteligencia. Además, entre otros personajes, a lo largo de exámenes imposibles y extrañas pruebas nos encontramos con Sticky (Seth Carr), Kate (Emmy DeOliveira) y Constance (Marta Kessler), el resto de los jóvenes que forman este grupo de niños superdotados. Precisamente son estas dos últimas las que cuentan con el mayor carisma, especialmente Constance, la típica refunfuñona rebelde y entrañable. También conocemos al Sr. Benedict (Tony Hale), un simpático profesor que sufre una curiosa condición y que quiere salvar el mundo de la locura provocada por La emergencia. De esta forma, ambos capítulos gastan muchos de sus minutos explicando el trasfondo y las peculiaridades de cada personaje.

Estas primeras dos horas de 'La misteriosa Sociedad Benedict' adolecen sobre todo de un ritmo muy irregular y cierta falta de sustancia. No le habría venido mal una duración algo más corta que acelerara algunos eventos y conversaciones que se estiran de manera innecesaria. Sin embargo, esto es un problema derivado de la obsesión que parecen tener los guionistas por explicar en vez de ofrecer más estímulos en forma acción y misterio. Al fin y al cabo, esta es una serie dirigida a los pequeños de la casa, aunque es verdad que como punto positivo trata a los niños como los seres inteligentes que son. A su favor también destacan unas buenas interpretaciones, una cuidada fotografía y unos niveles de producción por encima de lo normal en este tipo de propuestas televisivas de Disney. Al menos, la ficción nos deja con un giro al final del segundo episodio que logra elevar el interés en su continuación. Así que tampoco nos precipitemos, porque aquí hay potencial suficiente para mejorar.

Puntuación: 6,5/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.