Crítica de 'Bill y Ted salvan el universo' (2021) - Película Movistar+

Imagen Bill y Ted salvan el universo


Un moderado cierre de la saga que destaca por su inocencia, alegría y optimismo en medio de una curiosa crisis de la mediana edad.


Bill (Alex Winter) y Ted (Keanu Reeves) siguen siendo dos aspirantes a estrellas de rock que ahora a sus 40 años son padres de familia e intentan escribir esa canción que les permita cumplir con su destino que no es otro que salvar el universo. De nuevo, desde el futuro les llegará una última oportunidad para conseguirlo. En esta última aventura serán ayudados por sus dos hijas: Billie (Brigette Lundy-Paine) y Thea (Samara Weaving). Y sus respectivas mujeres también formarán parte de la aventura: Elizabeth (Erinn Hayes) y Joanna (Jaima Mays). Y, por supuesto, con el regreso de 'la Muerte' (William Sadler).

La nostalgia vuelve una vez más a nuestras pantallas -algo demasiado habitual últimamente- con esta película que supone el cierre de famosa la trilogía 'Bill y Ted'. Estrenada directamente en Movistar+, la cinta actualiza la saga a los tiempos modernos sin dejar atrás ningún elemento característico de las entregas que se estrenaron 1989 y 1991. A modo de homenaje, el filme unifica las principales premisas de cada entrega, como es el caso de los viajes en el tiempo en la primera y de la muerte en la segunda, y las corona con una celebración de la vejez no exenta de los mismos defectos. Así, después de tantos años, nos encontramos con que nuestros protagonistas todavía no han logrado alcanzar el momento en el que su música influye en la forma de vida de la civilización futura. Y es que entre sueños rotos, responsabilidades familiares y falta de inspiración en general, no ha habido manera de que Bill y Ted den con la tecla

Imagen Bill y Ted salvan el universo

Eso sí, los años no pasan en balde y hasta ellos han madurado... aunque sea un poquito. Keanu Reeves (John Wick) y Alex Winter (Grand Piano) repiten los papeles que les dieron a conocer internacionalmente. Lo hacen con la misma gracia y sobreactuación de siempre, aunque no con tanta energía y chispa. Lo normal, pues con su edad este tipo de papeles ya no resulta tan creíbles incluso dentro de su inverosimilitud. Por otro lado, la película también nos presenta a sus hijas, que son un claro reflejo de sus yo jóvenes. Interpretadas por Samara Weaving (Guns Akimbo) y Brigette Lundy-Paine (Atípico), la verdad es que ambas son un soplo de aire fresco y juegan un papel mucho más activo e importante que otras mujeres de la saga. Por último, hay que destacar a un hilarante William Sadler (Ruega por nosotros) como la Muerte. Goza de pocos minutos en pantalla, pero sabe aprovecharlos al máximo.

'Bill y Ted salvan el universo' es un moderado cierre de la saga que destaca por su inocencia, alegría y optimismo en medio de una curiosa crisis de la mediana edad. Además, logra conservar ese agradable puntillo de cutrez ochentera en los efectos especiales y el carisma, aunque no sea del gusto de todos, de esas interpretaciones cómicas que abogan por la idiotez y la exageración. No obstante, comete los mismos errores que las entregas anteriores y también añade algunos nuevos -difícil obviar el polémico recast de las princesas por mujeres con más de 10 años de diferencia-. Por no decir que su argumento no hay por donde cogerlo. ¡Da igual cómo funcionan aquí las leyes de todo! Sería de locos buscar algo de rigor científico, histórico o cinematográfico en una de estas películas. Esto se trata de dejarse llevar, de entrar en el juego y de pasar un buen rato. Pues tal y como reza la película desde un principio: «A veces las cosas no tienen sentido hasta el final de la historia». Así, sin más.

Puntuación: 6/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios