Crítica de 'Raya y el Último Dragón' (2021)

Imagen Raya y el último dragón


Una aventura épica y vibrante que actualiza algunos ingredientes de la fórmula Disney.


Hace mucho tiempo, en el reino de fantasía de Kumandra, los seres humanos y los dragones convivían en armonía. Pero cuando unos monstruos siniestros conocidos como los Druun amenazaron el territorio, los dragones se sacrificaron para salvar a la humanidad. Ahora, 500 años después, esos mismos monstruos han regresado y Raya, una guerrera solitaria, tendrá que encontrar al último dragón para acabar para siempre con los Druun. Sin embargo, a lo largo de su aventura, comprenderá que se necesita algo más que la magia de un dragón para salvar al mundo, también necesitará confianza.

Los directores Don Hall (Big Hero 6) y Carlos López Estrada (Punto Ciego) se unen para dejarnos una clásica historia de búsqueda a través de una tierra desolada y dividida, todo por culpa de la ambición y el egoísmo humano. Un mundo en el que la confianza en los demás se antoja imposible, pero vital para la supervivencia a largo plazo. Normal si tenemos en cuenta que los distintos reinos, pese a enfrentarse día a día a una posible extinción, no pueden estar en un mismo lugar sin llegar a las manos. Es precisamente la necesidad de confiar el tema en el que Qui Nguyen (The Society) y Adele Lim (Crazy Rich Asians) basan su guion. Un libreto que pretende dar una ligera vuelta de tuerca a algunas de las manías narrativas del estudio, y lo logra, aunque no está exento de algunos pequeñísimos fallos de ritmo y algo de conformismo en su estructura.

Imagen Raya y el último dragón

Raya, nuestra protagonista, ha sido entrenada desde pequeña para ser la protectora de su legado. Es una princesa, claro, pero su papel es una continuidad del camino que ha tomado Disney para ofrecernos princesas que realmente toman las riendas de su historia, inspirando así a unas nuevas generaciones deseosas de ver a personajes verdaderamente representativos. A lomos de su fiel montura Tuk Tuk deberá encontrar a Sisu, de la cual destaca la hilarante voz de Awkwafina (The Farewell) en su versión original, una tan carismática como inocente dragona que debe salvar a la humanidad una vez más. Juntas, forman un dúo cuya dinámica sin duda recuerda mucho a Mulán y Mushu, aunque con sus propias peculiaridades. Las persigue Namaari, la princesa de un reino rival que busca lograr sus propios intereses y que las pondrá en más de un aprieto. Además, como no podía ser de otra forma, a lo largo del viaje ambas se encontrarán con todo tipo de individuos simpaticones en su mayoría.

'Raya y el Último Dragón' es una aventura épica y vibrante que actualiza algunos ingredientes de la fórmula Disney. Claro que derrocha humor marca de la casa, pero en la película no hay números musicales, ni intereses románticos, ni siquiera esa gran figura antagonista de manual. No obstante, sí que cuenta con una cuantiosa dosis de acción y un grupo de protagonistas realmente inspirador. Además, la espectacular animación, algo en lo que el estudio se supera película tras película, se funde con una emocionante banda sonora que la convierte en una obra imposible de disfrutar por completo en la pequeña pantalla. Como punto negativo, quizá podríamos apelar a la previsibilidad del conjunto. Sin embargo, su mensaje de unidad, redención y confianza son los estimados pilares de un filme que devuelve la ilusión en los futuros clásicos de la Casa del Ratón. Y si puedes, ve al cine a contemplarla en todo su esplendor, pues la espera ha merecido la pena.

Puntuación: 8/10

Ver ahora con coste adicional en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios