Crítica de 'El mapa de las pequeñas cosas perfectas (The Map of Tiny Perfect Things)' (2021) - Película Prime Video

Imagen The Map of Tiny Perfect Things


Una comedia romántica familiar en premisa y situaciones, pero también resulta encantadora, divertida y llena de vida.


Un adolescente que vive felizmente el mismo día en un bucle sin fin, pone su mundo patas arriba cuando conoce a una chica que también está atrapada en la distorsión del tiempo. Lo que sigue es una historia de amor con un giro fantástico, mientras los dos luchan por descubrir cómo -y si- escapar de su día interminable.

San Valentín está a la vuelta de la esquina y Prime Video aprovecha la oportunidad para endulzar el fin de semana más romántico del año con una nueva producción original. La película dirigida por Ian Samuels (Sierra Burgess es una perdedora) cuenta con el guion de Lev Grossman (The Magicians), que se basa en su propia historia corta homónima. Una comedia romántica protagonizada por dos carismáticos jóvenes que buscan sentido al hecho de continuar con su vida, mientras repiten el mismo día una y otra vez. Una idea, la de los bucles temporales, que ha sido utilizada en todos los géneros del cine y en infinidad de series de corte fantástico. Por supuesto, la referencia más obvia es la inmortal 'Atrapado en el tiempo', pero existen otros filmes destacados como 'Al filo del mañana' o la más reciente 'Palm Springs'. No obstante, en esta ocasión vemos como toma forma el retrato de una fantasía en la que todos hemos pensado siendo adolescentes.

Imagen The Map of Tiny Perfect Things

¿Y si pudiéramos repetir el mismo día infinitas veces, para así poder actuar sin consecuencias? El paso a una edad adulta llena de cambios y responsabilidades genera una terrible incertidumbre en los jóvenes de la actualidad, y la idea de que ese momento nunca llegue es donde Samuels y Grossman cimientan las bases de la película. Así, nuestros protagonistas Mark (Kyle Allen) y Margaret (Kathryn Newton), que comparten una química cautivadora, disfrutan al máximo de las 16 horas que dura el bucle y aprovechan la belleza de los pequeños grandes momentos que ocurren a su alrededor -y que en la vida real tendemos a ignorar-. No obstante, a medida que van forjando una estrecha relación de amistad, ambos comienzan a diferir en sus ideas sobre lo que están viviendo. Aquí es donde reside el alma de la cinta, en ese enfrentamiento entre los personajes que da lugar a una montaña rusa de cuestiones acerca de por qué vale la pena continuar hacia adelante, a pesar del dolor y las dificultades que nos esperan.

Si bien cuenta con unas destacadas interpretaciones de sus protagonistas, unos diálogos dinámicos y una atractiva factura visual, no todo en el filme es favorable. El desenlace y la revelación del 'misterio' de Margaret son previsibles. Asimismo, Samuels cae en la reiteración de algunos momentos que, irónicamente, no hacen avanzar demasiado la trama. Además, existen otros que simplemente amenazan con hacer explotar el medidor de la cursilería. Al fin y al cabo esta es la película ideal para ello. Pero, en definitiva, es cierto que 'El mapa de las pequeñas cosas perfectas' es una comedia romántica familiar en premisa y situaciones, pero en su conjunto también resulta encantadora, divertida y llena de vida. Una cinta perfecta para las generaciones menos familiarizadas que busquen iniciarse en esto de los bucles temporales. Por su parte, aquellos más experimentados podrían encontrar en ella una nueva y acertada propuesta de San Valentín.

Puntuación: 7/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios