Crítica de 'Big Sky' (2021) Temporada 1 Episodios 1-2 - Serie Disney+ Star

Imagen Big Sky


El giro final del primer episodio es lo mejor de un thriller que de momento no destaca por nada en especial.


Los detectives privados Cassie Dewell (Kylie Bunbury) y Cody Hoyt (Ryan Phillippe) hacen equipo con su ex-policía y ex-esposa, Jenny Hoyt (Katheryn Winnick), mientras buscan a dos hermanas que han sido secuestradas por un camionero en una remota autopista de Montana. Pero cuando descubren que no son las únicas chicas que han desaparecido en la zona, deben correr contrarreloj para encontrar a las mujeres antes de que sea demasiado tarde.

Este martes llega a Disney+, bajo su nueva marca Star, un nuevo thriller de 16 episodios creado por el incombustible David E. Kelley (The Undoing) y basado en la novela 'The Highway' de C.J. Box. Con la reciente pandemia aportando un ligero trasfondo a la trama, la serie cuenta con una premisa que ya hemos visto muchas veces antes. Un conjunto de varios de los últimos trabajos de Kelley y que, sin embargo, carece del encanto y el nivel de producción de los mismos. Para estar ambientada en los aledaños de Yellowstone, hay que destacar que impacta la ausencia de representación nativa en la ficción, sobre todo tratándose de un lugar donde desaparecen un gran número de mujeres indígenas cada año. Asombra especialmente porque la historia gira alrededor de este tema pero, por alguna extraña razón, dicho dato pasa desapercibido por completo. Un error gravísimo que no se puede comprender en pleno 2021.

Imagen Big Sky

Para empezar, sin habernos acomodado todavía en nuestro sitio, la serie nos introduce en una discusión entre Jenny y Cassey a consecuencia de un triángulo amoroso. Sin duda, una ridícula forma de presentar a unas protagonistas de las que poco más conoceremos en estos dos primeros episodios, más allá de su aparente 'dependencia' por Cody. Tampoco podemos tomarnos demasiado en serio nuestro primer contacto con Ronald (Brian Geraghty), un pobre diablo avasallado psicológicamente por su madre y que funciona como el catalizador real de la historia. Durante una terrible pataleta de inseguridad, este conductor de camiones decide secuestrar a Danielle (Natalie Alyn-Lind) y Grace (Jade Pettyjohn) solo para demostrarse a sí mismo que es un casi cuarentón fuerte y con el que nadie puede meterse.

Como puede apreciarse, 'Big Sky' tiene un comienzo un tanto accidentado. Sin un gancho que nos haga conectar con la historia desde el principio, la serie se dedica a presentarnos a los personajes durante un largo periodo. Sin embargo, un interesante y bien estudiado giro al final del primer episodio logra hacer que la ficción remonte el vuelo. Esto no evita que el segundo capítulo sea un cúmulo de lugares comunes mil veces vistos antes, además de que su ritmo continúa siendo demasiado pausado. Tampoco es que sea una propuesta que destaque por nada en especial, ni su premisa resulta lo suficientemente fresca como para competir de tú a tú con otros thrillers disponibles. Por el momento, no parece que este sea el trabajo más inspirado de un Kelley que rara vez ha fallado en los últimos años. Habrá que darle el beneficio de la duda y estar atentos a su evolución.

'Big Sky' se estrena el 23 de febrero en Disney+ bajo la marca Star.

Puntuación: 5,5/10


Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios