Crítica de 'Los espabilados' (2021) Temporada 1 Episodios 1-2 - Serie Movistar+

Imagen Los espabilados


Una propuesta muy atractiva y original que rompe tabúes y demuestra un amor incondicional por sus personajes.


La serie cuenta la historia de Mickey L’Angelo (Álvaro Requena), Yeray (Marco Sanz), Guada (Sara Manzano), Samuel (Aitor Valadés) y Lucas (Héctor Pérez), unos jóvenes especiales que se escapan de un centro psiquiátrico en busca de su lugar en el mundo. A pesar de sus diagnósticos clínicos, estos cinco amigos se enfrentan a la vida con humor y valentía porque en su interior tienen claro que es la sociedad la que está enferma; no ellos. Los chicos emprenderán un viaje por Europa (España, Italia, Alemania) para encontrar al hermano de uno de ellos, mientras se van enfrentando a sus miedos.

Para cerrar este primer mes del año, Movistar+ estrena una nueva producción nacional creada por Albert Espinosa (Pulseras rojas) e inspirada en su propia novela 'Lo que te diré cuando te vuelva a ver'. Dirigida por Roger Gual (El desorden que dejas), la serie llega para tratar los problemas mentales en preadolescentes de una forma distinta. Así, rompiendo tabúes y estereotipos, Gual nos acerca a ellos mediante una curiosa mezcla entre 'Cuenta conmigo' y 'Alguien voló sobre el nido del cuco'. Espinosa, que también se basa en sus experiencias personales, se atreve a retratar varios de los aspectos más crudos de este tipo de centros: terapias con pistola, niños inmovilizados por la medicación, la indiferencia con la que son tratados por muchas personas... Además, temas como el suicidio o la pederastia son otros de los matices que conforman el lado más dramático de la ficción.

Imagen Los espabilados

Pese a ser un grupo de preadolescentes muy distintos entre sí, nuestros protagonistas tienen algo fundamental en común: todos han sido diagnosticados con una enfermedad mental y conviven en el mismo centro. Por esta razón, no les resulta muy difícil olvidar sus diferencias ordinarias para lanzarse juntos hacia un viaje de hallazgos y autodescubrimiento. Formado en su mayoría por debutantes, el reparto que da vida a los espabilados aporta un toque de realismo a la serie gracias a su naturalidad y desparpajo. Por el lado adulto tenemos a los doctores del Álamo (Álex Brendemühl) y Sánchez (Bruno Sevilla). No obstante, y aunque no hemos podido verlo demasiado en acción, el que va a dar mucha guerra a estos jóvenes será Izán (Miki Esparbé), un detective especializado en encontrar niños desaparecidos y cuya mano no parece temblar a la hora de utilizar cualquier recurso disponible para lograr su objetivo.

'Los espabilados' cuenta con una premisa muy atractiva y original. Espinosa y Gual tratan un tema muy arriesgado con la delicadeza característica de proyectos como 'Pulseras rojas'. Por ello, no sorprende que en la ficción pueda respirarse un amor incondicional por sus personajes. Son carismáticos y, de una forma tan natural como entrañable, poseen total libertad para expresarse, equivocarse y redimirse mientras intentan encontrar su sitio en el mundo. También existe una gruesa capa de humor y ternura que nos evade de todo este doloroso -y necesario- trasfondo dramático, lo que consigue concebir una propuesta entretenida, emocionante y que invita la reflexión. Además, los episodios tienen la duración perfecta, y aunque los dos que hemos podido visionar son escasos para poder desarrollar una opinión definitiva, sin duda incitan a querer continuar viendo esta historia de amistad que no entiende de barreras.

Puntuación: 8/10

Ver ya en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios