Advertisement

Crítica de 'Wolfwalkers' (2020) - Película Apple TV+

Imagen Wolfwalkers


La animación tradicional todavía tiene la habilidad de sorprendernos y lo demuestra con esta encantadora aventura.


En una época de superstición y magia, una joven aprendiz de cazadora, Robyn Goodfellowe, viaja hasta Irlanda con su padre para aniquilar a la última manada de lobos. Robyn se lanza a explorar las tierras prohibidas fuera de los muros de la ciudad y, allí, traba amistad con Mebh, una niña de espíritu libre que pertenece a una misteriosa tribu cuyos miembros, según cuentan, se transforman en lobos al caer la noche. Mientras ayuda a Mebh a buscar a su madre desaparecida, Robyn descubre un secreto que la acerca cada vez más al mundo encantado de los Wolfwalkers que su padre tiene encomendado destruir.

Por fin, Apple TV+ estrena en unos días la película de animación más esperada del año. El nuevo trabajo de Tomm Moore (La canción del mar, El secreto del libro de Kells) en colaboración con el debutante Ross Stewart, se presentó con éxito de crítica en el Festival de Toronto y llega desde Irlanda para encandilar a toda la familia con su delicioso estilo de dibujo a mano y una historia conmovedora. El corazón de la trama está basado en uno de los relatos irlandeses concernientes a los hombres lobo de Ossory, en el cual, se narra la maldición que San Patricio lanzó contra un clan opositor del cristianismo. El castigo consistía en otorgar a los miembros la habilidad de convertirse en animales mientras duermen, dejando atrás su vulnerable cuerpo humano. Así, nos encontramos en un poblado cualquiera rodeado de bosques y lobos en plena conquista de la Éire medieval.

Imagen Wolfwalkers

El argumento se centra en dos protagonistas que habitan en dos mundos muy dispares entre sí. Robyn es la aventurera hija de un cazador que se encuentra enclaustrada dentro de los muros del pueblo. La joven se niega a ser condenada a una vida de ama de casa en tiempos de hombres y no duda en conseguir su objetivo a la menor oportunidad. Por otro lado, Mebh es una Wolfwalker que representa a la libertad y a una naturaleza cada vez más profanada y castigada. La loba no vacila a la hora de ayudar a un humano herido, aunque su manada sea perseguida continuamente por ellos. Ambos personajes nos ofrecen un conflicto continuo entre ser salvaje y libre o encarcelada y reprimida. Un dato a destacar es que el estilo del dibujo cambia dependiendo de si la acción se sitúa en el poblado o en el bosque. Además, los trazos de Robyn se transforman a medida que su personaje evoluciona en la historia.

'Wolfwalkers' es una aventura encantadora y toda una delicia visual. La película demuestra que la animación tradicional todavía tiene la habilidad de sorprender en tiempos de CGI. Es una hermosa y absoluta celebración del cada vez más denostado dibujo a mano que maravilla tanto como lo hacían las primeras películas de Disney. Pero, no es solo la belleza de sus trazos lo que hace de este un maravilloso filme. La música también es cautivadora y combina a la perfección con todo lo que vemos. Asimismo, la historia, aunque de estructura convencional, resulta lo suficientemente interesante gracias a sus entrañables protagonistas y su buen uso del folclore irlandés, siempre tan mágico como enigmático. Para redondear el conjunto, la cinta es una carta de amor a la naturaleza y un hermoso llamamiento a la libertad y a la paz. Sin duda alguna, nos encontramos ante el nuevo clásico de la animación. Todo un triunfo.

Puntuación: 9/10

Ver ahora en:



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.