Crítica de 'Sound of Metal' (2020) - Película Amazon Prime


Ver ficha en Filmaffinity

Darius Marder dirige y escribe una excelente historia que conciencia acerca de lo que es la sordera y cómo vivir con ella realizando un gran uso del sonido.

Durante una serie de conciertos de una noche llenos de adrenalina, el baterista itinerante de punk-metal Ruben (Riz Ahmed) comienza a experimentar una pérdida auditiva intermitente. Cuando un especialista le dice que su condición empeorará rápidamente, cree que su carrera musical, y con ella su vida, han terminado. Su compañera de banda y novia Lou (Olivia Cooke), ingresa al adicto a la heroína en un centro de rehabilitación para sordos con la esperanza de evitar una recaída y ayudarlo a aprender a adaptarse a su nueva situación. Pero después de ser recibido en una comunidad que lo acepta tal como es, tiene que elegir entre su equilibrio y el impulso de recuperar la vida que una vez conoció.

'Sound of Metal' tiene un muy buen uso del ruido de ambiente para poner al espectador en el lugar de una persona sorda, permitiendo comprender mejor la discapacidad del personaje y su propia evolución. Si bien es verdad que la banda sonora no destaca tanto, lo cierto es que sobresale el trabajo de los montadores y mezcladores de sonido de una forma que no suele suceder en otros filmes, salvo que sean nominados a los premios Oscar en esas dos categorías. Además, se hace un uso excelente del lenguaje de signos que dota de realismo a toda la travesía de nuestro protagonista.


Riz Ahmed (Jason Bourne, Centurión) ofrece una maravillosa actuación como el baterista Ruben a lo largo de todo el metraje, ayudando a mostrar la evolución de su personaje y dándolo a conocer sin necesidad de diálogo en ciertas ocasiones. Le acompaña Olivia Cooke (Purasangre, Ready Player One) en el rol de su novia Lou, con quien muestra una inmensa química, que resulta ser un gran apoyo para el protagonista sin quedarse solamente en eso, ya que tiene sus propios problemas con los que lidiar y su propio camino que recorrer.

Este filme gustará a personas sordas y a quienes no lo son, ya sea por sentirse identificados con el protagonista al haber sufrido una historia similar o por ser conscientes de una discapacidad que quizás no conocían tan bien como pensaban. Es muy probable que pudiera funcionar para educar a los más jóvenes acerca de la sordera o incluso con el fin de ayudar a aquellos que están pasando por esta etapa. Estamos, sin lugar a dudas. ante una de las mejores películas del año.

Puntuación: 7.5/10

Ver ahora en:






Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.