Crítica de 'Spider-Man: Un nuevo universo' (2018)


Ver ficha en Filmaffinity

Filme tanto para amantes de los superhéroes como para desconocedores del género. El trepamuros más conocido cuenta con versiones alternativas dispuestas a quedarse.




Miles Morales (Shameik Moore) ha tenido que ver morir a Peter Parker (Chris Pine), el Spider-Man perfecto de su universo. Tras esta tragedia, decide tomar su título y salvar al mundo. Pero no va a resultar nada fácil. Sin embargo, cuando Wilson Fisk (Liev Schreiber) - más conocido como Kingpin - utiliza su "Super Colisionador", trae a cinco versiones del superhéroe arácnido desde otros universos: Spider-Man Noir (Nicolas Cage), oscuro y monocromático cuyo lugar de origen se encuentra ambientado en los años 30, Spider-Ham (John Mulaney), un Peter Porker procedente de un sitio lleno de animales antropomórficos, Peni Parker (Kimiko Glenn), una pequeña japonesa con una conexión telepática con su robot SP//dr, Spider-Gwen (Hailee Steinfeld), quien es Gwen Stacy mordida por una araña radioactiva, y Peter B. Parker (Jake Johnson), variante que le enseñará a nuestro protagonista todo lo que sabe para que sea un mejor héroe.

'Spider-Man: Un nuevo universo' le da mucha importancia a una versión del superhéroe que no había dado aún su salto a la gran pantalla: Miles Morales, quien cuenta con la voz de Shameik Moore (Dope, The Getdown), el cual ha hecho un excelente trabajo dándole ese acento de la mezcla entre afroamericano y puertorriqueño que poseería el personaje si pudiese hablar en los cómics. Por otro lado, Hailee Steinfeld (Valor de ley, Al filo de los diecisiete) resulta ser una muy buena Gwen StacyNicolas Cage (Mandy, Snowden) se encuentra sin duda en uno de sus mejores papeles con ese Spider-man Noir tan oscuro, Jake Johnson (Predator, Animales Nocturnos) representa a un Peter Parker bastante realista e incluso tierno, John Mulaney (Seth Rogen's Hilarity for Charity, Saturday Night) da ese toque de humor con un entrañable Spider-HamKimiko Glenn (Orange is the New Black, Nerve, un juego sin reglas) es una adorable Peni Parker que ablandará el corazón de más de uno. También, hay que destacar las notables interpretaciones de Mahershala Ali (Ramy, Figuras ocultas) como el tío AaronLiev Schreiber (Spotlight, el caso Fischer) siendo el villano Wilson Fisk.


La animación es visualmente especial, al más puro estilo de los cómics, teniendo cada uno de los personajes su propio diseño visual sin sobresalir o entorpecer con el ambiente. Da la sensación de estar viendo un tebeo animado, lo que gustará mucho a los grandes seguidores de las historietas superheroicas, sobre todo a los que ya conocen el multiverso del hombre araña. No obstante, también ofrece una historia que podría gustar a quienes no se habían empapado antes de las hazañas del superhéroe ni conocían sus otras versiones.

El resultado final es un filme que lo mismo sirve para disfrutar en familia, con amigos o en solitario. Siendo una adaptación, es completamente normal que decepcione a los más puristas amantes de las historias originales, pero este largometraje se tiene que visionar con una mente abierta ya que es una versión de lo previamente visto en tebeos. Cada personaje resulta cercano aunque tengan superpoderes, pues no son personas perfectas que nacieran con el principal objetivo de destacar en la vida. La humanización del superhéroe es característico en Spider-Man, y no iba a estar ausente de sus versiones del multiverso.

Puntuación: 9/10



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.


Publicar un comentario

0 Comentarios