Crítica de 'Proyecto Power' (2020) - Película Netflix

Imagen Proyecto Power


Una película de acción muy irregular en la que solo destacan sus efectos especiales y el dúo formado por Joseph Gordon-Levitt y Jamie Foxx.


Por las calles de Nueva Orleans empieza a circular un rumor: la existencia de una misteriosa pastilla capaz de desbloquear superpoderes latentes exclusivos de cada persona que la ingiere. Pero hay un inconveniente: no es posible saber qué ocurrirá hasta que se tome. Pero cuando la delincuencia se dispara en la ciudad por culpa de esta droga, un policía local (Joseph Gordon-Levitt), una joven traficante (Dominique Fishback) y un exsoldado movido por un secreto deseo de venganza (Jamie Foxx) se alían y lo arriesgan todo por tomar la píldora y detener a los creadores de la sustancia.

Del dúo de cineastas estadounidenses Henry Joost y Ariel Schulman (Viral, Nerve: un juego sin reglas), llega a Netflix una nueva propuesta que pretende dar una pequeña pero interesante vuelta de tuerca al concepto de acción, 'superhéroes' y drogas que dotan a los humanos de poderes inimaginables. Sin embargo, a medida que avanza el metraje, crece la sensación de estar ante un producto realizado para el lucimiento personal de los directores en detrimento del resto de aspectos de la cinta. Esto se traduce en una serie de imágenes compuestas por un sinfín de planos imposibles y travellings hiperactivos, que parecen tener la intención de hipnotizar al espectador y desviarlo de sus fallos menos superficiales.

Imagen Proyecto Power

Descuidos que se aprecian con notoriedad en un guion endeble de Mattson Tomlin -co-autor de la próxima 'The Batman'- que trata de jugar con distintos géneros, pero cuya simpleza a la hora de desarrollar personajes y conflictos lastra cualquier intento de coherencia e interés en su progresión narrativa. Lo primero que nos encontramos después de introducirnos la poderosa droga es al curioso personaje de Dominique Fishback (El odio que das, The Deuce), algo forzado en todas sus facetas, y a un Joseph Gordon-Levitt (Snowden, 7500: Avión secuestrado) carente de trasfondo. Ambos acaban aliándose con un exmilitar interpretado por un Jamie Foxx (Cuestión de justicia, Robin Hood) en su salsa y movido por una motivación extraída del manual de clichés. Ni la crítica racial o la consciencia social son lo suficientemente notorias, ni los momentos de alivio cómico funcionan.

'Proyecto Power' es una cinta muy irregular que satisfará a los espectadores menos exigentes. Un mero entretenimiento lleno de efectos especiales muy cuidados -excepto en cierta parte-, alguna que otra buena secuencia de acción y un dúo protagonista que conoce a la perfección el gran peso que su carisma tiene a la hora de generar expectación. De resto, estamos ante un filme vacío, sin sentido y cuyas elecciones musicales no encajan con las imágenes. Hay algunas escenas que provocan vergüenza ajena, sobre todo las relacionadas con el talento oculto del personaje de Fishback. Además, los villanos pasan sin pena ni gloria de una forma extraña y bochornosa. El próximo proyecto del trío Joost, Schulman y Tomlin será una adaptación de Mega Man. De momento, los fans de esta franquicia de videojuegos no deberían de emocionarse en exceso.

'Proyecto Power' ya está disponible en Netflix.

Puntuación: 5/10


Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios