Crítica de 'Orígenes secretos' (2020) - Película Netflix

Imagen Orígenes secretos


Una arriesgada y atractiva propuesta que se ve lastrada por sus personajes estereotipados y su batería de referencias 'frikis' forzadas.


Madrid, 2019. Un asesino en serie está sembrando el caos. Personas anónimas y sin conexión están siendo asesinadas imitando las primeras apariciones de los superhéroes más conocidos. Cosme (Antonio Resines) es el mejor detective de su comisaría y está a punto de jubilarse contra su voluntad. David (Javier Rey) es su relevo y es joven e impulsivo. Ambos tendrán la misión de encajar las piezas en un juego, del que desconocen completamente las reglas. En su aventura contarán con la ayuda de Jorge Elías (Brays Efe), hijo de Cosme, entrañable friki y dueño de una tienda de cómics, y de Norma (Verónica Echegui), jefa de ambos y amante del manga y del cosplay. Dicen que algunas veces hay que ponerse el traje y salir a hacer de este mundo un lugar mejor. Puede que esta sea una de ellas.

Pocas son las propuestas superheróicas que se pueden encontrar en el amplio catálogo audiovisual español. Un género casi marginal que, gracias a la cantidad ingente de películas de superhéroes que llegan desde todos los rincones del mundo, ha tomado algo de impulso en los últimos años con proyectos como 'Superlópez' o la serie 'El vecino'. En esta ocasión, David Galán Galindo debuta en el largometraje con una cinta basada en su propia novela y en la que parece tener la intención de sentar las bases de un universo superheróico propio con las calles de Madrid como escenario.

Imagen Orígenes secretos

Un proposición bastante atractiva que funciona mejor en el papel que en la pantalla. Y es que la película se ve lastrada continuamente por unos personajes muy estereotipados que lanzan a diestro y siniestro referencias 'frikis' demasiado forzadas. Tanto es así, que da la sensación de que algunas secuencias han sido creadas específicamente para poder soltar la referencia de turno, aunque no tengan el más absoluto sentido. Además, el personaje de Brays Efe (Paquita Salas, ¿Qué te juegas?) es avergonzado escena tras escena por un antipático protagonista interpretado por Javier Rey (Mentiras, Velvet Colección) y todos los que 'no son como él'. Lo peor es que también ocurre a la inversa en ocasiones, y entre azotes elitistas y escenas de 'humor' sonrojantes, un rayo de luz emerge desde todo este abanico de sombras.

A pesar de que 'Orígenes secretos' sufre una crisis de identidad entre la sátira y lo serio, la cinta eleva el interés con un último tramo de sorprendentes formas superheróicas en el que debemos enfrentarnos de lleno a los conflictos y motivaciones del villano. Es en estos momentos cuando la película luce una serie de espectaculares artificios y una brillante fotografía mezcla de Fincher y Snyder, de esas que poco hemos visto en nuestro cine. Gracias a ello, el filme logra regalar al más comicófilo un homenaje más agradable y acertado que la mencionada batería de referencias o el absurdo tratamiento estereotipado de la figura del 'friki'. No obstante, tiene potencial y margen para permitirse el lujo de poder explorar algo más de su universo en el futuro.

'Orígenes secretos' ya está disponible en Netflix.

Puntuación: 5,5/10


Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios