Crítica de 'Agatha Christie: El misterio de Pale Horse' (2020) - Miniserie Movistar+

Imagen Agatha Christie El misterio de Pale Horse


Adaptación libre de la novela de Agatha Christie que solo se sostiene por el buen hacer de su reparto.


Mark Easterbrook (Rufus Sewell) es un adinerado anticuario que parece tenerlo todo: éxito en los negocios, una bella esposa (Kaya Scodelario) y un hogar perfecto, aunque todavía siente una enorme tristeza por la muerte de Delphine (Georgina Campbell), su primera cónyuge. Un día le comunican que su nombre aparece en el zapato de una mujer muerta y cuando las otras personas de esa misteriosa lista comienzan a morir, Mark empieza una investigación que le llevará hasta Much Deeping, un pueblo inglés que esconde antiguas tradiciones, rituales macabros, extrañas creencias y en el que tres brujas habitan una enigmática mansión llamada The Pale Horse.

La guionista y productora británica Sarah Phelps (Dublin Murders, El misterio de la guía de ferrocarriles), vuelve con otra adaptación de una historia de Agatha Christie, la quinta desde la exitosa -y la mejor con diferencia- 'Diez negritos' (2015). En esta ocasión, se alía con su compatriota cineasta Leonora Lonsdale para adaptar 'El misterio de Pale Horse' en una miniserie de dos episodios. Como dato curioso, esta novela policíaca publicada en 1961 ayudó a resolver un caso de asesinato real del asesino en serie Graham Frederick Young en 1972, gracias a la detallista descripción que Christie realiza de los síntomas de envenenamiento por talio.
 
Imagen Agatha Christie El misterio de Pale Horse

El primer episodio empieza de forma vertiginosa, con una sucesión de planos cortos y confusos que sientan las bases de la trama en apenas unos segundos. Una dirección hiperactiva de Lonsdale que no mejora con el paso de los minutos, y aunque el ritmo desciende, el estilo con el que la directora británica pretende ejecutar el relato resulta disfuncional y aparatoso. Así, las únicas escenas que terminan generando algo de interés son las protagonizadas por el duelo interpretativo entre Rufus Sewell (Judy, El hombre en el castillo) y Kaya Scodelario (Infierno bajo el agua, Saga El corredor del laberinto). 

'Agatha Christie: El misterio de Pale Horse' es una de esas adaptaciones a las que se podría tachar de ser demasiado libres y ambiciosas. No queda prácticamente nada presente de la esencia del material original. Con su libreto, Phelps da la sensación de no haber entendido nada de la historia, y tampoco ayuda la dirección de Lonsdale, pretenciosa y equívoca. Y aunque cuenta con algunas virtudes, como unos correctos valores de producción y un reparto que se defiende como puede con lo que tiene, estamos ante una de las peores producciones basadas en una novela de Christie de los últimos tiempos.

Puntuación: 4,5/10


Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios