Crítica de 'La alegría de las pequeñas cosas' (2020)

Imagen La alegría de las pequeñas cosas


Comedia italiana con toques fantásticos que reflexiona sobre la muerte y el poco tiempo que dedicamos a lo que realmente importa.


Como cada mañana Paolo (Pif) se sube a su escúter para ir al trabajo. Al atravesar un cruce con el semáforo en rojo, un camión lo arrolla y fallece. Pero, por un error de cálculo en el paraíso, Paolo obtiene una hora y media más para vivir después de la muerte. 90 minutos para conseguir lo que realmente cuenta en la vida: estar con las personas que más quieres.

El cineasta Daniele Luchetti (Llámame Francisco: la vida de un Papa, La nostra vita) dirige esta propuesta basada en 'Momentos de inadvertida felicidad' y 'Momentos de inadvertida infelicidad', dos novelas cortas publicadas en España por la editorial Anagrama y escritas por Francesco Piccolo (El traidor, El viaje de sus vidas), encargado también del libreto. Luchetti y Piccolo ahondan en la muerte y sus consecuencias en la familia, además de representar físicamente su visión del más allá, que no es otra que una fotocopia a imagen y semejanza de nuestro propio mundo, colas y fallos administrativos incluídos, algo que ya hemos visto con frecuencia en anteriores obras como Coco (Lee Unkrich, 2017) o Bitelchús (Tim Burton, 1988).

Imagen La alegría de las pequeñas cosas

La historia es narrada en todo momento por nuestro protagonista, en la piel del polifacético Pierfrancesco Diliberto, alias Pif (La Mafia solo mata en verano, Amor a la siciliana) con naturalidad y gracia en un papel que le viene como anillo al dedo. Por otra parte, el amor de su vida es encarnado con solvencia por la cantante y actriz Federica Victoria Caozzo, de nombre artístico Thony (Todo el santo día). Ambos poseen una gran química y elevan el interés en el devenir de la trama. Además, la cinta cuenta con la estimada participación del veteranísimo actor Renato Carpentieri interpretando a un 'funcionario' del cielo.

'La alegría de las pequeñas cosas' está plagada de reflexiones acerca de la muerte y el poco tiempo que pasamos con lo que realmente importa, como nuestros seres queridos, además de explorar la preocupación existencial del protagonista que continuamente se cuestiona todo lo que ve. La cinta tiene un comienzo dinámico y prometedor que nos hace pensar que asistiremos a una comedia italiana ligera. Sin embargo, a partir del segundo acto el guion opta por dar saltos temporales aleatorios. Esto desemboca en una narrativa caótica que podría resultar confusa y cargante, en ocasiones, para el espectador que rechaza las historias que alternan constantemente entre risas y lágrimas. Pero, si por el contrario, eres de los que disfrutan con una historia sobre la vida cotidiana, llena de amor imperfecto y familias desunidas, lograrás empatizar con la trama y sus personajes al instante.

La película estará disponible el 10 de abril en la plataforma www.salavirtualdecine.com

Puntuación: 6/10


Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios