Crítica de 'Sicario' (2015)


Ver ficha en Filmaffinity

Denis Villeneuve dirige un excelente thriller sobre la oscuridad que se cierne entre Estados Unidos y México.




Kate Macer (Emily Blunt), una joven agente del FBI, es reclutada por el Gobierno para luchar contra una guerra por el narcotráfico que se extiende en la zona fronteriza desde Estados Unidos hasta México. La misión consiste en acabar un cartel de la droga que se ha cobrado las vidas de varios miembros de su equipo. Con el propósito de completarla exitosamente, cuenta con la ayuda de Matt Graver (Josh Brolin), miembro de las fuerzas gubernamentales, y Alejandro (Benicio del Toro), enigmático asesor de cuestionable pasado.

'Sicario' narra una historia sobre una lucha con borrosos límites entre el bien y el mal. Nadie es ni muy bueno ni muy malo, y eso es algo de lo que el personaje de Emily Blunt (Al filo del mañana, Un lugar tranquilo) se da cuenta, cambiando por completo su perspectiva de todo lo que sabe y de la gente a la que conoce. La actriz ofrece una espectacular interpretación de la espía que acaba enterándose de más cosas de las que debería y termina pasando de la ingenuidad y la inocencia a la supervivencia y el terror.


Otros intérpretes a destacar son Benicio del Toro (Salvajes, Escobar: Paraíso Perdido), con la seriedad necesaria para el consejero cuya lealtad se basa en el dinero y Josh Brolin (Puro Vicio, ¡Ave, César!) cuyas intenciones se va conociendo mejor durante la guerra. Este maravilloso reparto está acompañado de una banda sonora compuesta por Jóhann Jóhannsson (La Llegada, La teoría del todo) que añade más tensión a la historia y que encaja perfectamente con cada una de las escenas, las cuales poseen una excelente fotografía a cargo de Roger Deakins (1917, Blade Runner 2049) muestra una belleza en sus planos pese a la crudeza del relato.

Merece la pena darle una oportunidad si se es un apasionado de las películas sobre el narcotráfico, ya que muestra las diferencias culturales entre estadounidenses y mejicanos referente al tema de forma realista y sin inclinar la balanza hacia uno de los dos lados; enseñando que todo no es blanco y negro y que, en ocasiones, hay que sobrepasar ciertos límites a fin de conseguir un objetivo, llegando muchas veces a hacer lo que sea necesario para ello sin importar las consecuencias. El filme hace pensar en la cantidad de información con respecto a este tipo de conflictos que debe estar oculta al público.

Puntuación: 8/10



Publicar un comentario

0 Comentarios