Crítica de 'Un momento en el tiempo - Waves' (2020)

Crítica Un momento en el tiempo Waves


Sobrecogedora historia de amor en todas sus representaciones. Una película increíble.


Tyler (Kelvin Harrison Jr.) es un joven luchador que pertenece a una familia afroamericana afincada en Florida. Su padre, exigente e implacable, pero lleno de buenas intenciones, lo ayuda en su entrenamiento diario. Todo cambia cuando varias malas noticias desestabilizan la ilusión por sus sueños y el amor de su vida.

La productora independiente neoyorquina A24 lleva, desde su primer gran éxito con la alocada 'Spring Breakers' (Harmony Korine, 2013), una clara tendencia ascendente y cuyo límite es, a día de hoy, imprevisible. Su culminación ha sido tal, que un film con su sello es considerado garantía de calidad o de un cine alejado de los grandes estudios que concede al equipo encargado de una nueva producción una total libertad creativa. Trey Edward Shults (Krisha, Llega de noche) repite con la misma en su tercer largometraje hasta la fecha. Shults regresa al ámbito familiar para contarnos una historia de amor y pérdida de una forma muy personal, dividiendo la cinta en dos partes claramente diferenciadas tanto en trama como en tono y jugando con distintos tipos de relaciones de aspecto dependiendo de la intensidad y el significado de la escena.

Crítica Un momento en el tiempo Waves

Shults envuelve todo con la magnífica partitura de Trent Reznor y Atticus Ross (La red social), temas de Frank Ocean o Tame Impala entre otros, y un reparto estelar mezcla de intérpretes noveles y reconocidos. Nombres como Kelvin Harrison Jr. (Nación salvaje, La hora del miedo), que desempeña el papel principal en una enérgica primera mitad o la debutante Taylor Russell, que debe encontrarse a si misma en el segundo acto, protagonizan la cinta y conectan sus historias por medio de Sterling K. Brown (Predator, El ritmo de la venganza) como su apasionado y exigente padre. Mención especial a Alexa Demie (En los 90) y Lucas Hedges (Identidad borrada, El regreso de Ben), que están fantásticos como los intereses románticos de los protagonistas.

'Un momento en el tiempo - Waves' es una película increíble. Estamos ante una historia sobrecogedora que refleja la capacidad que podemos llegar a poseer para levantarnos de las adversidades y perdonar a los que nos han empujado a ellas. Es una lección de cariño que recorre cada una de sus múltiples representaciones. Desde la complicada estabilidad en la adolescencia que deriva en una difícil relación de afecto en la familia, los lazos de una amistad férrea, el tortuoso viaje del primer amor cuando todo es perfecto o cuando todo se desmorona y, sobre todo, plasma con vehemencia el complejo rompecabezas que tenemos que resolver a la hora de desarrollar una completa estima propia. Un cine necesario que, aunque no sea apto para todo el mundo, se posiciona como una de las mejores producciones del año.

Puntuación: 8,5/10


Publicar un comentario

0 Comentarios