Crítica de 'Sonic. La película' (2020)

Crítica Sonic La película


La adaptación del famoso videojuego peca de falta de ambición y pierde su oportunidad con un guion genérico lleno de clichés y un humor para lo más pequeños.


Sonic (Ben Schwartz) ha decidido quedarse en la Tierra al verse obligado a huir de su planeta natal. Durante 10 años ha vivido oculto en Green Hill, un pequeño pueblo de Montana donde vive el sheriff Tom Wachowski (James Marsden) con su esposa Maddie (Tika Sumpter) con los que ha compartido su vida sin que ellos lo sepan. Después de un incidente, el erizo azul y el policía deberán unir sus fuerzas para detener al Dr. Ivo Robotnik (Jim Carrey), que quiere usar el poder de Sonic para dominar el mundo.

Las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla, en su mayoría, siempre han terminado convirtiéndose en fracasos que ocasionan pérdidas millonarias y coleccionan cientos de críticas negativas. Sin embargo, esto no parece ser objeto de preocupación en la meca del cine mundial y es que, después del éxito de taquilla y crítica de 'Detective Pikachu' (Rob Letterman, 2019) Hollywood ha recuperado definitivamente el gusto por este tipo de proyectos. Así, empezando el año, nos encontramos con la adaptación de Sonic The Hedgehog, una de las sagas de videojuegos más famosas y longevas, rival directo del omnipresente Super Mario.

Crítica Sonic La película

La arriesgada y complicada tarea de llevar al cine a uno de los personajes más queridos de los videojuegos a lo largo de la historia, recae en las manos del desconocido cineasta debutante Jeff Fowler y los guionistas Patrick Casey y Josh Miller (Escuela de novatos). Fowler no se arriesga demasiado y peca de falta de ambición acomodándose en una cinematografía convencional mientras se apoya en un guion que le obliga a describir -algo obvio teniendo en cuenta el público objetivo- más que a mostrar. Esta escasez de virtuosismo tras la cámara es disimulada, y no pretendo exagerar, con uno de los mejores trabajos de efectos especiales vistos recientemente a cargo de MPC Vancouver, estudio que tuvo que cerrar al finalizar el film.

El cometido de dar vida al icónico erizo azul, que ha sido retratado como un niño pequeño hiperactivo y falto de cariño más que como el héroe que conocemos, ha recaído en la voz Ben Schwartz (Escuela para fracasados, Alma de actor) -en España interpretado por Ángel de Gracia- y, en lo que a protagonistas humanos se refiere, James Marsden (Negocios con resaca, Desvelando la verdad) se pone en la piel del sheriff que ayuda a Sonic -o Sonic lo ayuda a él- en un papel que no destaca por nada. El principal atractivo de la cinta es el regreso de Jim Carrey (Dos tontos todavía más tontos, Amor carnal) a uno de esos personajes marca de la casa y en el que demuestra que sigue en plena forma dando un festival de muecas exageradas. Sin embargo, nada parece ser suficiente para salvar a 'Sonic. La película' de ser una adaptación fallida más, con un guion familiar genérico lleno de clichés y un humor creado para los niños de la casa.

Puntuación: 4,5/10

Publicar un comentario

0 Comentarios