Crítica de 'Reina de corazones' (2020)

Crítica Reina de corazones


Drama familiar realizado bajo un magistral manejo del tono y la narrativa, con un desarrollo desafiante y una impresionante Trine Dyrholm.


Anne (Trine Dyrholm) es una exitosa abogada que vive lo que parece ser la vida perfecta con su esposo Peter (Magnus Krepper) y sus hijas gemelas. La aparición de su hijastro adolescente Gustav (Gustav Lindh), pone patas arriba la armonía que reina en el día a día de Anne. Lo que en un principio parecía un mero capricho, pronto se convierte en una historia de poder y traición que podría tener consecuencias devastadoras.

En su primer largometraje, cuyo título es traducido al español como 'La larga historia corta', pero que sin embargo es inédito en nuestro país, la cineasta danesa May el-Toukhy consiguió un gran éxito de público y crítica con una historia sobre la búsqueda de la redención romántica en la mediana edad. Esta vez, con su segundo film, se adentra en terrenos más complicados como los de la familia, el incesto y la hipocresía. La directora no se conforma con plasmar su idea de forma plana, tradicional e incluso lógica y decide desistir de la manipulación fácil de los espectadores, creando un juego que alterna entre una y dos tomas, logrando así mantener el interés en el desarrollo de la cinta.

Crítica Reina de corazones

No soy capaz de adivinar cual sería el resultado final de la producción si la veterana actriz Trine Dyrholm (La comuna, Conociendo a Astrid) no fuera la encargada de interpretar a nuestra protagonista. Dyrholm está descomunal y sincera en su papel de abogada cínica y retorcida, creando así una de las villanas más complicadas de los últimos tiempos y cuyas decisiones todavía martillean mi cabeza en busca de una explicación. El reparto secundario, aunque correcto, está a años luz de la intérprete danesa. A pesar de esto, Gustav Lindh (El círculo) y Magnus Krepper (La prometida del diablo, La cura del bienestar) abordan con interés sus papeles de hijastro problemático y marido ocupado, respectivamente.

'Reina de corazones' es un retrato sobre las consecuencias de tomar malas decisiones sin aceptar nuestros errores y como esto puede afectar a nuestra vida y a la de los que nos rodean. el-Toukhy realiza un trabajo magistral manejando con precisión el tono y la narrativa de la cinta, poniéndonos constantemente a prueba durante la segunda mitad del metraje con el objetivo de remover nuestra propia consciencia y juicio moral en relación con la protagonista. Además, muestra con dureza el abuso que puede ejercer alguien poderoso para protegerse con victimismo y manipulaciones en base a su estatus tanto en la jerarquía familiar como profesional. Un film que evidencia la facilidad con la que una vida puede desmoronarse por muy perfecta que parezca y que los cimientos de un individuo con la ética más férrea logra tambalearse por culpa del egoísmo que generan la pasión y el poder.

Puntuación: 8/10


Publicar un comentario

0 Comentarios