Crítica de 'El hombre invisible' (2020)

Crítica El hombre invisible


Terrorífica reinterpretación moderna del personaje de H.G. Wells con una brillante puesta en escena y una sobrecogedora Elisabeth Moss.


Cecilia Kass (Elisabeth Moss) está atrapada en una relación controladora y violenta con un brillante y rico científico. Una noche decide escaparse y esconderse con la ayuda de su hermana. Tras su huida, Cecilia se entera de que su exnovio se ha suicidado y le ha dejado una gran parte de su fortuna. Pero para ella su muerte es un truco y poco después de recibir la herencia empiezan a tener lugar una serie de insólitas y letales coincidencias.

Ha llovido mucho desde que Universal estrenara en cines 'El hombre invisible' (James Whale, 1933), la primera adaptación audiovisual conocida del famoso personaje creado por el maestro de la ciencia ficción H.G. Wells y que formaba parte de la larga franquicia de monstruos clásicos del gran estudio americano. En el presente, el encargado de forjar una nueva visión más fresca y actual de la novela recae en las talentosas manos del polifacético cineasta australiano Leigh Whannell (Insidious: Capítulo 3, Upgrade), de sobra conocido por ser el creador de dos de las sagas de terror más exitosas de los últimos tiempos: Saw e Insidious.

Crítica El hombre invisible

Whannel hace gala de todo su talento y experiencia en el género, algo que manifiesta con rotundidad desde los primeros minutos del film, donde nos da una lección magistral de ritmo, tono y aumento de tensión gracias a una intensa puesta en escena y un vistoso manejo de los espacios. Para poner cara al sufrimiento, el director confía en la actriz Elisabeth Moss (Nosotros, La cocina del infierno), que nos obsequia con una de sus mejores interpretaciones, encarnando de forma sobrecogedora a una mujer maltratada, trastornada y desesperada. También digno de destacar es la actuación de la joven Storm Reid (Crimen a contrarreloj, Un pliegue en el tiempo) y efectiva a la vez que inquietante banda sonora de Benjamin Wallfisch (Hellboy, It: Capítulo 2)

'El hombre invisible', en gran parte del metraje, se separa del horror con tintes fantásticos más canónico para centrarse en mostrar una versión más realista y acorde a nuestros tiempos, realzando el dramatismo de su tema principal: una durísima recreación de la violencia de género, tan metafórica como verídica. Whannell se consagra y realiza una terrorífica reinterpretación moderna del personaje de H.G. Wells y equilibra con total precisión el suspense, la tensión dramática, los sobresaltos y el contundente mensaje que pretende exponer. Aunque, podría no ser suficiente para los aficionados a las propuestas más clásicas del género, el cineasta australiano nos regala una de las mejores cintas de terror de los últimos años y nos ofrece una experiencia aterradora y profundamente activista.

Puntuación: 8/10


Publicar un comentario

0 Comentarios