Crítica de 'Manhattan sin salida' (2019)


Ver ficha en Filmaffinity

Brian Kirk lleva a cabo la dirección de una película policíaca cuya trama no sorprende si se han visionado más filmes del género.




Un policía de Nueva York llamado Andre Davis (Chadwick Boseman) tiene una inédita investigación asignada: se trata de la muerte de varios compañeros. Para ello, cuenta con la ayuda de Frankie (Sienna Miller) del departamento de Narcóticos ya que, además de asesinatos, se ha llevado a cabo un robo de drogas. Con el fin de dar caza a los prófugos y resolver el caso, se cierran los 4 túneles y 17 puentes de Manhattan por primera vez en la historia del distrito. Así mismo, el detective deberá hacer frente a una conspiración que podría hacerle desconfiar en quienes más cree.

Chadwick Boseman (Black Panther, Marshall) ofrece una excelente actuación en 'Manhattan sin salida' que hace que no quieras decir "Wakanda por siempre" al verle en pantalla, pues muestra una faceta muy diferente a la del superhéroe por el cual es mundialmente conocido y realiza todo lo que puede por ofrecer al espectador un viaje ameno hacia el desenlace de una trama previsible llena de clichés cuya resolución se realiza a casi mitad de película. El resto de la historia consiste en persecuciones que, aunque están muy bien logradas, no ofrecen nada nuevo. 


Sin embargo, los seguimientos mantienen en tensión al espectador para saber cómo acabarán pese a que el resultado resulta predecible. Los dos sospechosos en cuestión que están en busca y captura acaban siendo dos tipos de posibles villanos en una película de acción: Taylor Kitsch (American Assassin, John Carter) interpreta a Ray, el clásico arquetipo de individuo cuya maldad no conoce límites a causa de la pérdida de un ser querido; y Stephan James (Selma, El héroe de Berlín) es Michael, alguien con un gran corazón que no quiere dedicarse al crimen pero no tiene otra opción debido a su lugar de nacimiento.

En resumidas cuentas, el largometraje resulta entretenido si se busca una historia que no resulte muy compleja y que no requiera de una reflexión final para evadirse del mundo por un tiempo. Ofrece un excelente reparto compuesto además por Sienna Miller (Alfie, Stardust) en el papel de Frankie y J.K. Simmons (Whiplash, Quemar después de leer) como el Capitán McKenna, quien está muy entregado a su equipo hasta el punto de ser casi un padre con ellos. Aunque la trama se desarrolle rápidamente, queda la tensión de saber cómo los policías llegarán a capturar a los criminales.

Puntuación: 5/10



Publicar un comentario

0 Comentarios