Crítica de 'Bliss' (2019)


Ver ficha en Filmaffinity

Joe Begos refleja la crudeza de la desesperada necesidad de narcóticos para salir del bloqueo creativo de forma oscura y original.




Dezzy Donahue (Dora Madison) es una artista sin inspiración a la hora de pintar nuevos cuadros. A fin de poder costearse el alquiler de su piso y volver a su época dorada en el mundo del arte, acude a su camello Hadrian (Graham Skipper), quien le habla de una inédita droga llamada Diablo. Éste alucinógeno le da la iluminación necesaria para crear sus diabólicas pinturas; sin embargo, el precio a pagar por ese preciado estro resulta ser una espiral de alucinógenos, sexo y asesinatos en la cual no le importa sumergirse con tal de realizar su "obra maestra".

'Bliss' resulta ser una película poco convencional, siendo no apta para personas susceptibles por determinadas escenas, que te mantendrá pegado al asiento. Pese a que ya han habido largometrajes sobre el mundo del arte y el bloqueo creativo que le puede suceder a un artista (véase por ejemplo 'Velvet Buzzsaw'), ésta historia cuenta con un giro que no se había mezclado antes con pinturas y drogas de una forma tan realista y oscura, creando un cuadro cinematográfico que, una vez sea visto, resultará difícil de procesar. 


Dora Madison (Lugares Oscuros, El Loft) realiza una excelente interpretación de ésta desesperada mujer que hará lo que sea con tal de crear su extraordinaria obra. Incluso cuando sus escenas no requieren de diálogo alguno, se pueden ver reflejados sus sentimientos en el rostro, lo cual demuestra que tiene un gran futuro por delante en la industria del séptimo arte. Otros actores a destacar son Jeremy Gardner (After Midnight, Poder mental) como el preocupado medio novio de la protagonista que a veces puede resultar molesto y Tru Collins (The Price, Welcome to Men's Group) siendo la mejor amiga con quien comienza su descenso a la locura.

La ambientación oscura con, en ciertas ocasiones, tonos rojizos, concuerda a la perfección con la trama principal, dejando claro que no se necesita un alto presupuesto para crear mejores planos y fotografías. Se aprecia mucho la evolución del personaje en su caída hacia la demencia, a la cual acompaña una curiosa a la par que perfecta banda sonora compuesta de música rock, género fácilmente deducible como favorito de la protagonista y sus amigos dado que no suena ningún otro durante el filme. Puede que no una excelente obra maestra pero, sin lugar a dudas, es posible que no puedas quitártela de la cabeza.

Puntuación: 8/10



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios