Crítica de 'Malos tiempos en El Royale' (2018)


Drew Goddard dirige y escribe este original thriller no apto para todos los gustos. Si te gustan las películas de Tarantino, ésta podría ser de tus favoritas.


El Royale, un hotel justo en medio de California y Nevada. Actualmente, sólo tiene unos pocos clientes: el padre Daniel Flynn (Jeff Bridges), la cantante de soul Darlene Sweet (Cynthia Erivo), el vendedor ambulante Seymour "Laramie" Sullivan (Jon Hamm) y la hippie Emily Summerspring (Dakota Johnson). Todos ellos serán atendidos por el recepcionista del lugar, Miles Miller (Lewis Pullman). Poco a poco, las calmadas aguas del lago Tahoe en el cual se encuentra situado el edificio se verán envueltas en una serie de acontecimientos que sacarán a la luz los secretos de cada huésped.

'Malos tiempos en El Royale' es una película que puede mantenerte en vilo desde el principio sin problema alguno. Primero, te reúne en el vestíbulo a todos los personajes, lo cual permite empezar a dar una idea al espectador de la personalidades del grupo. A medida que va avanzando la trama y que cada uno va teniendo una historia más desarrollada, van emergiendo de las profundidades ciertos hechos que se encontraban ocultos y que no se habrán pasado por la cabeza de quien visualiza el filme.


Aunque una buena trama con un inteligible progreso de los protagonistas es algo bastante importante a la hora de escribir un filme, lo cierto es que el reparto de actores tiene también que tenerse en cuenta. Los huéspedes del hotel previamente nombrados en la sinopsis hacen un gran trabajo al interpretar y desarrollar a sus personajes, creando así curiosidad a la audiencia a medida que va avanzando la historia. Cailee Spaeny (Pacific Rim: Insurreción, El vicio del poder) es otra actriz a destacar por su excelente interpretación como Rose Summerspring, utilizando correctamente las necesarias expresiones faciales para dar a entender sus sentimientos.

Un sorprendente Chris Hemsworth (Thor, En el corazón del mar) destaca en un rol completamente diferente al que todos conocemos, siendo una persona bastante despreciable por razones que se mostrarán casi al final de la película. Sin embargo, éste personaje ofrece escenas de acción que deleitarán a los más acérrimos fans del cine de Quentin Tarantino, director de sobra conocido por su afición a incluir extremas agresiones físicas en cada uno de sus proyectos. Aunque no todo es violencia, sí es cierto que algunos momentos se pueden hacer largos, pero la espera merece la pena.

Puntuación: 8/10



Recuerda que puedes seguirnos en Facebook, Twitter o Instagram.

Publicar un comentario

0 Comentarios