Crítica de 'Los dos papas' (2019)

Crítica Los dos Papas


Las magníficas interpretaciones de sus dos protagonistas, unidas a un acertado guion y una excelente dirección, se integran en la mejor película del año por parte de Netflix.


En 2012, el cardenal Bergoglio (Jonathan Pryce) ha decidido acudir al papa Benedicto (Anthony Hopkins) con el objetivo de solicitarle la jubilación. En vez de concedérsela, y asediado por los escándalos y las dudas, el conservador papa llama a Roma a su mayor crítico y futuro sucesor para revelarle un secreto que haría temblar los cimientos de la Iglesia católica.

La cinta está dirigida por Fernando Meirelles (A ciegas, 360 - Juego de destinos) y escrita por Anthony McCarten (El instante más oscuro, Bohemian Rhapsody), un tándem que, revisando sus anteriores trabajos, se antoja ganador desde el principio. Meirelles, nominado al Oscar como mejor director por su magistral 'Ciudad de Dios' (2002) y McCarten, que también es productor, ha sido nominado hasta en tres ocasiones, intercalando entre mejor guion y mejor película. Juntos, han creado un film excelente que cuenta con una escala mayor de la que se esperaba. Resulta apasionante observar como Meirelles no renuncia a su estilo cinematográfico en ningún momento, aunque trate el tema que es, con esos movimientos rápidos de cámara, zooms inesperados y una fotografía que cambia entre lo antiguo, lo actual y lo documental.

Crítica Los dos Papas

El guion de McCarten brilla en cada una de sus formas. Destacan sus abundantes -aunque amenos- diálogos y su estructura atemporal, llegando a cambiar entre distintas épocas varias veces en una misma escena, pero evitando la confusión en el espectador. Es de gran notoriedad que el libreto ha sido escrito teniendo en mente, en todo momento, a sus dos actores protagonistas. Anthony Hopkins (Transformers: El último caballero, Thor: Ragnarok) y Jonathan Pryce (El hombre que inventó la Navidad, El hombre que mató a Don Quijote) -actor al que siempre se ha relacionado con el papa Francisco, por su parecido- acarician con sus dedos la línea de la perfección. Un dueto que inunda la pantalla de química, sensibilidad y una naturalidad simpática, a la vez que entrañable.

Bien es cierto que, a la cinta, le falta algo más de riesgo en su tratamiento del escándalo de abusos sexuales y estafas en la Iglesia durante el papado del emérito Benedicto XVI. Es una oportunidad desaprovechada para ahondar en ello, pero el tema ha sido tratado con más superficialidad de la esperada. Tampoco es que película pretenda ser un lavado de imagen, pues deja bien claro los errores y las virtudes de los implicados. La historia, aunque tenga como trasfondo los encuentros entre Francisco y Benedicto, en su superficie asistimos a una biografía del propio cardenal Bergoglio, la cual es tratada con una puesta en escena exquisita. Pese a que Netflix ha terminado el 2019 con varias apuestas sobresalientes, 'Los dos papas' es su mejor producción de este año. El film es un viaje entrañable que va más allá de cualquier religión o idolatría y que examina, con majestuosidad, la enorme grieta que existe entre lo humano y lo divino.

Puntuación: 8,5/10


Publicar un comentario

0 Comentarios