Crítica de 'El traidor' (2019)

Crítica El traidor


Impresionante retrato de 'la Cosa Nostra' de los 80 y su caída, con un Favino supremo y algunas secuencias realmente impactantes.


A principios de los años 80, empieza una guerra total entre los jefes de la mafia sicilianos por el control del tráfico de heroína. Tommaso Buscetta (Pierfrancesco Favino), uno de sus 'soldados', decide esconderse en Brasil. Un día, recibe la noticia de que su hermano y sus hijos han sido asesinados, sabiendo que él puede ser el próximo. Arrestado y extraditado a Italia por la policía brasileña, Buscetta toma la decisión de reunirse con el juez Giovanni Falcone (Fausto Russo Alesi) para contarle todo lo que sabe acerca la Cosa Nostra.

La película está dirigida y parcialmente escrita por Marco Bellocchio (Sangre de mi sangre, Felices sueños), cineasta que ha sido nominado hasta en dieciséis ocasiones en varias categorías de los David di Donatello, los premios más prestigios del séptimo arte italiano. El director comparte créditos en el libreto con varios guionistas como Valia Santella o Francesco Piccolo, también varias veces nominados. Bellocchio nos muestra un primer acto arrollador, presentando y matando personajes a un ritmo endiablado, tal y como ocurrió. A su vez, hace alarde de un lenguaje cinematográfico variado, con encuadres dinámicos y un especial cuidado por los detalles de la puesta en escena.

Crítica El traidor

El actor romano Pierfrancesco Favino (Mujer y marido, Mi prima Rachel) se consagra -si es que no lo había hecho ya antes- como uno de los mejores actores italianos de la actualidad. Su milimétrica y potente interpretación de Buscetta merece, y lo digo con total convicción, una nominación al Oscar. Difícil, pues Antonio Banderas, por su trabajo en 'Dolor y gloria' (Pedro Almodóvar, 2019) probablemente ocupará ese puesto en la próxima edición, de forma igual de merecida. Un Favino que comparte protagonismo con otro grande del cine de Italia como Luigi Lo Cascio (El capital humano, El nombre del bambino), y que también está a un gran nivel.

'El traidor' es una película realizada por un director que ya domina su propio estilo cinematográfico y lo demuestra sin complejos, plasmando todas sus ideas sin contenerse en ningún momento. Tiene algunas secuencias realmente impactantes que podrían calificarla de obra maestra. Una serie de asesinatos que firmaría Scorsese, una tortura en helicóptero que asombraría a Coppola, un sueño que podría estar rodado por Buñuel o una escena dentro de un automóvil de la que Tarantino sentiría envidia. Estamos sin duda ante el mejor film de gángsters del año y probablemente de la década -o como poco entraría en el top 5-. Una joya italiana llena de realidad, hipocresía, sangre y traición.

Puntuación: 8,5/10


Publicar un comentario

0 Comentarios