Crítica de 'The Farewell' (2019)



Una maravillosa lección de amor al ser humano y de las costumbres familiares chinas. Divertida y conmovedora pero sin resultar sensiblera en exceso.


Billi (Awkwafina) es una joven de descendencia china que ha crecido con sus padres en Estados Unidos. Un día, recibe la noticia de que a su abuela o Nai Nai (Shuzhen Zhao) le han diagnosticado un cáncer de pulmón en fase terminal. La familia decide ocultar la información a la anciana y reunirse en China con la excusa de celebrar una boda para verla una última vez, provocando una lucha interna en Billi que la llevará a cuestionar ambos bandos de la tradición y la cultura en relación con las costumbres familiares.

Cuando la directora Lulu Wang (Posthumous) tuvo que lidiar con la revelación de la enfermedad de su abuela y su posterior encubrimiento, su lucha interior dejó una huella imborrable en ella. Tanto es así que escribió un guión para explorar todos los matices de lo vivido, dando como resultado esta maravillosa cinta. Una película llena de humanidad y tradición. Precisamente esto último es de lo que más llama la atención. Ese choque de culturas entre los que han emigrado y los que se han quedado, además de la crisis de identidad que este tema provoca en la sociedad china queda reflejada de una forma realista. Como su humor, que resulta tan cotidiano que roza la línea entre lo gracioso y lo conmovedor.


Hay que destacar a Awkwafina (Crazy Rich Asians, Paradise Hills) como un gran descubrimiento. La rapera estadounidense aporta una naturalidad innata a su personaje, demostrando que tiene el talento necesario para estar delante de las cámaras. La ternura la añade Shuzhen Zhao, legendaria actriz de televisión china y que debuta a sus 75 años en una producción cinematográfica internacional. El resto del reparto está correcto, siendo este una mezcla de debutantes y veteranos que muchas veces no se entendían entre ellos por no hablar el mismo idioma, aspecto con el que Wang lidia con total normalidad.

Sin duda 'The Farewell' está entre las mejores películas de 2019 y se postula como una seria candidata a recibir algún premio de la Academia. La película, además de lo que nos enseña en su humanidad, es un toque de atención a los estudios y al mundo del cine en general para que, de una vez por todas, se le dé a la mujer la importancia que merecen como cineastas. Wang demuestra un derroche de talento cinematográfico y hace grandes méritos para ser incluida en cualquier nominación a mejor director/a que se precie. Ojalá el próximo sea el año indicado para ello.

Puntuación: 8,5/10


Publicar un comentario

0 Comentarios